El Juez de Goya dio lugar a un planteo que objeta los documentos presentados por tres particulares para acreditar que son dueños de las tierras. Desde la querella, integrada por el Municipio y otras 40 personas, creen que este fallo es trascendental para avanzar en la resolución del caso.

Años atrás, una magistrada habilitó a los herederos de Roberto Sniechowski y a un particular a registrar las escrituras de unos 182 lotes de Carlos Pellegrini. El caso se judicializó. En ese contexto, el Municipio -junto a otros  pobladores- objetó la veracidad de la documentación presentada por las tres personas que dicen ser dueñas de una gran parte de la localidad. Un planteo por el cual ayer recibieron el visto bueno de un juez de Goya. Noticia que celebran porque consideran que es el primer paso para resolver la cuestión de fondo.
Desde el estudio jurídico  Vilas y Asociados, en representación de la Municipalidad y otras 40 personas -entre ellos propietarios de emprendimientos turísticos- explicaron que fueron notificados que el Juzgado Civil y Comercial Nº 2 dio lugar a “un incidente de redargución de falsedad” que habían presentado tiempo atrás. Según comentaron a El Litoral esto significa que “el juez declaró nulas las escrituras 187 y 189 que fueron presentadas en su momento por los herederos de los Sniechowski y Torrent para supuestamente acreditar unos 182 lotes, es decir, la mitad de las tierras de la localidad que, entre otras propiedades implica la plaza”. 
Esto, “sería un primer paso, aún queda pendiente la cuestión de fondo que es la declaración de nulidad de la sentencia del juez que en su momento los habilitó a los tres particulares a poder registrar como suyas esas tierras”, aclararon.
No obstante, remarcaron que “este primer fallo es una muy buena noticia no sólo para nuestros defendidos, sino para todas las personas que habitan en esos 182 lotes porque todo hace indicar que finalmente quedará anulado todo lo que hicieron esos tres particulares para registrar a su nombre esas tierras”. “Es cierto que lograr esto último puede demandar tiempo pero ya con este primer dictamen que declara nulos los documentos, los inhabilita a seguir insistiendo con una serie de acciones judiciales como así también a intentar vender o realizar acuerdos por esos lotes”, indicaron. Tras lo cual también aseveraron que “la gente debe estar tranquila, nadie perderá nada. Cuando se resuelva la cuestión de fondo, cada familia podrá tramitar su título por prescripción veinteañal. Un procedimiento que está contemplado en la legislación vigente y por el cual, inclusive aquellos que no tienen recursos para financiar el trámite, podrán pedir asistencia al Estado”. 
Pero más allá de esto, admitieron que el fallo emitido desde el Juzgado de Goya puede ser apelado por los tres particulares que registraron 182 lotes de Carlos Pellegrini. Por lo que todavía seguirá en el ámbito judicial la controversia sobre la propiedad de las tierras de uno de los portales de acceso al Iberá. 

¿Qué Sentís?

    Compartir el voto en Facebook
    Ud. ya ha votado el artículo

    + Interior

    Tapas del día
    Columnistas