En ocasión del día del estudiante, se realizó el miércoles en Goya la marcha organizada por la Unión de Centros de Estudiantes de Goya con el lema: “Optá por la vida, que nadie te menosprecie por ser joven”. Luego se efectuó una misa en la plaza Mitre, presidida por el obispo Adolfo Canecín.
El prelado estuvo acompañado por el párroco de la catedral, Adolfo Gutiérrez; y participó una importante cantidad de alumnos y profesores, también estuvo el intendente Gerardo Bassi.
Canecín exhortó a los jóvenes a “vivir la vida en plenitud y descubrir las cosas que atentan contra los jóvenes, como son las adicciones y el mal uso de la tecnología”. 
En alusión al lema de esta jornada, dijo “qué importante es esto, y para eso, tenemos que tener una serie de actitudes para poder vivir y nadie tenga motivos para menospreciarlos a pesar de ser jóvenes”.
Destacó que “el plan y proyecto de Dios para cada ser humano y para el planeta es vida, no destrucción, no aniquilamiento, no muerte” y  fundamentó que “la gloria de Dios es el hombre viviente. La persona que vive la vida en plenitud da gloria a Dios, rinde culto y da alabanzas”.
Además aclaró que “en las etapas de la adolescencia y de la juventud es bueno saber preguntar, pero, con interrogantes hondos, vitales, existenciales, como en el Evangelio el joven pregunta ¿Señor qué tengo que hacer para tener vida eterna?, ¿qué tengo que hacer para que mi vida tenga sentido, de dónde vengo y dónde voy, para qué estoy, cuál es el sentido?”.
Habló luego de los vacíos existenciales que tienen a veces los jóvenes y adolescentes y “tratan de llenarlos equivocadamente con las drogas, que aparentemente los llenaba, pero los va hundiendo y sumergiendo, anulándolos y quitándoles la libertad”, aseguró el prelado.
En tanto, animó a los adultos a “ayudar a que los jóvenes tengan preguntas y sean capaces de sintetizar todas sus preguntas en aquellas que sean preguntas existenciales”.
Dirigiéndose a los docentes del nivel secundario, que participaban de la misa les dijo “qué lindo es ver que los profesores y maestros estén aquí. Qué lindo es que ustedes sean destinatarios de las preguntas de los jóvenes, qué lindo es cuando los que hoy somos adultos nos detengamos en el camino de la vida y tomemos en serio las preguntas de nuestros jóvenes y adolescentes, nos hagamos tiempo para escucharlos, abramos el espacio en nuestros corazones”.

¿Qué Sentís?

    Compartir el voto en Facebook
    Ud. ya ha votado el artículo

    + Interior

    Tapas del día
    Columnistas