Por Juan C. Raffo

Corría el año 1814... y se levanta Genaro Perugorría contra Artigas, iniciando desde San Roque la campaña contra el caudillo oriental que lideraba desde hacía un año el Protectorado de los Pueblos Libres, unidad política que incluía las provincias de Corrientes, Santa Fe, Entre Ríos y parte de la Banda Oriental. Artigas sostenía un federalismo disfrazado de su auténtico proyecto que era apoderarse del gobierno nacional, sabiendo que Buenos Aires estaba frágil porque sus esfuerzos estaban centrados en la guerra por la Independencia.
El oriental le había confiado la organización política de Corrientes al entonces Capitán Perugorría, a quien lo había tenido a sus órdenes en el sitio de Montevideo. Sitio en que el propio Artígas lo abandonó en enero de 1814 y emigró con 2.000 soldados poniendo en riesgo la estrategia nacional para derrotar al Virrey Delío que se hacía fuerte en la Banda Oriental fiel a Fernando VII.
 Perugorría llegó a Corrientes y cumplió con la tarea, pero simultáneamente y en forma secreta, comenzó a elaborar un plan diferente con los hermanos Fernández Blanco, Ferré, García de Cossio y otros.
El propósito oculto era una posición intermedia a las que sostenían, Artigas por un lado y la postura del flamante Director en otro sentido, que pretendía continuar centralizando las decisiones de la lucha nacional por la Independencia desde Buenos Aires.
De San Roque, Perugorría se dirigió a Curuzú Cuatiá y tras tomar la ciudad, encaró nuevamente hacia el norte atravesando el Río Corrientes hasta trabarse en lucha con las huestes de Blas Basualdo que enviara el oriental.
Perugorría, al frente de 150 hombres no pudo contra la fuerzas cinco veces mayor de los artiguistas y se rindió pidiendo por la vida de sus hombres. La decisión final de Artigas fue ordenar el fusilamiento de Perugorría y sus seguidores, lo que se cumplió en el campamento de Abalos en enero de 1815.

¿Qué Sentís?

    Compartir el voto en Facebook
    Ud. ya ha votado el artículo

    + Opinión

    Tapas del día
    Columnistas