Benito Antonio Pont que está imputado en una causa donde se investiga una red de trata y prostitución, no permanecerá detenido. Para acceder al beneficio debió pagar una caución de $50.000. Ayer se inició la ronda de testimoniales en la que están acusadas 26 personas. 

 

La ronda de testimoniales a 26 imputados en la causa seguida a una red de trata y explotación sexual en Corrientes inició hoy con contratiempos por inconvenientes en el traslado de una detenida y la extensa lectura del expediente de otra involucrada en la investigación, en la que además está acusado el ex fiscal federal Benito Pont, quien logró en las últimas hora que lo eximan de prisión.
La jueza federal de Paso de los Libres, Cristina Pozzer Penzo, había citado a Lidia Avalos y Norma Rosalía Lanatta, implicadas en la red de trata que funcionó en esa ciudad correntina como presuntas encargadas de locales nocturnos de explotación sexual de las víctimas.
Lanatta, quien cumple prisión domiciliaria en la capital provincial, no pudo ser trasladada por falta de tiempo, indicaron fuentes judiciales, mientras que la declaración de Avalos, que se encuentra en prisión preventiva, se reprogramó para el martes próximo pues la audiencia comenzó a las 10 y la lectura del expediente y la exhibición de documentación concluyó pasadas las 15.
Asimismo, a última hora del lunes la jueza eximió de prisión al ex fiscal federal Benito Antonio Pont bajo caución de 50.000 pesos.
La medida, notificada hoy al Ministerio Público, se tomó a pedido de la defensora oficial del ex funcionario, acusado de bloquear la investigación cuando cumplía funciones en Paso de los Libres, a 360 kilómetros de la ciudad de Corrientes.
El ex fiscal fue implicado junto a familiares en la red que explotó a 38 víctimas en tres locales nocturnos y un hotel, hasta mayo de este año, y deberá declarar el 7 de noviembre ante la jueza.
Pozzer Penzo citó a declarar mañana a Claudia María Dos Santos y Juan Ramón Carpe, sospechados de cumplir funciones en el local nocturno “Roxi”, cuyos responsables eran el ex gendarme Pedro Sánchez y su pareja, Rosana Estela Rodríguez, que desde 2010 hasta enero de este año habrían captado a por lo menos 12 mujeres para su explotación sexual.
Según los fiscales Carlos Schaefer, Marcelo Colombo y Fabián Martínez en la whiskería Roxi, también denominada “Puro movimiento”, “se ofrecían y realizaban los servicios sexuales de las mujeres prostituidas” así como en “un hotel (“Momentos”), en el que también se concretaban estos servicios concertados en el prostíbulo”.
Ese hotel, según la documentación que consta en el expediente, es propiedad del gendarme retirado José María Viero, cuñado del ex fiscal Pont y a quien investigan por una escucha telefónica.
En esa llamada, el gendarme reclama la designación de un nuevo juez federal para Paso de los Libres a un interlocutor que se comunica desde la Casa de Gobierno de Corrientes.

¿Qué Sentís?

    Compartir el voto en Facebook
    Ud. ya ha votado el artículo

    + Policiales

    Tapas del día
    Columnistas