La familia Delfabro ofreció en sus instalaciones una gran jornada ganadera, para su 12º remate anual con reproductores Braford y Brangus. Las ventas convocaron a productores de todo el país, y se dieron en forma ágil y con muy buenos precios, tanto en toros como en vientres.

En sus propias instalaciones, cerca de la localidad de Esquina, la cabaña Laguna Limpia, de Delfabro Agropecuaria SA, realizó el pasado jueves su 12º remate anual, con una muy buena selección de reproductores Braford y Brangus. El evento convocó a productores ganaderos de distintos puntos del país, y tuvo un desarrollo ágil y con buenos valores.
La familia Delfabro, propietarios de la cabaña Laguna Limpia, recibieron el jueves a una muy buena cantidad de criadores de distintos puntos del país para su evento más importante del año: el remate de sus reproductores. A pesar de la tormenta del día anterior, las instalaciones de la cabaña, en el departamento Esquina, se vieron colmadas para esta gran jornada ganadera.
Una excelente selección de toros, vaquillonas y terneras de las dos razas, se mostró desde temprano en los corrales y palenques de la feria propia que tiene la estancia. Una familia que viene trabajando desde hace muchos años con Braford y Brangus, pero que los mayores logros en pista los consiguieron con la primera de éstas.
Luego de un almuerzo, donde además se entregaron los reconocimientos de las asociaciones de Braford y Brangus, la actividad se trasladó a la pista de ventas que tiene la cabaña. Las firmas Grimaldi Remates y Ferias SA, y Tradición Ganadera SA, fueron las consignatarias del evento, con José Luis Grimaldi y Ricardo Bournot alternando en el martillo.
Uno de los atractivos que tuvo el remate, más allá de la calidad genética de la hacienda, fueron los plazos. Por un lado, la cabaña otorgó cuatro cuotas (30-60-90 y 120 días), mientras que el Banco Nación, a través de su tarjeta AgroNación, brindó un plazo especial de 365 días al 8%.
El remate arrancó con “Chamamecero”, un toro Braford de “Magno”, de 44 centímetros de circunferencia escrotal (CE), y que había sido elegido Campeón Individual de Lote en la Exposición Nacional Braford 2015. Tras una importante puja entre varios interesados, el toro se vendió en $200.000 y fue adquirido por la cabaña El Tigre, de la localidad de Mercedes.
El segundo toro Braford en salir a pista fue “Rosendo”, otro hijo de “Magno” con 45 centímetros de CE y más de una tonelada de peso. El toro fue vendido en $150.000 a la cabaña El Rocío, de Copra SA, también de la localidad de Mercedes. La venta de los toros Braford fue muy ágil, al igual que los 10 toros Brangus negros que salieron a pista durante el remate.
Para arrancar los vientres, la cabaña puso a venta una importante selección de 25 vaquillonas Braford elite, todas preñadas, que promediaron los $50.000. El precio máximo fue por “Adila”, una hija de “Graphite” preñada por “Rosendo”, y que fue adquirida por la cabaña El Tigre en $200.000.
El resto del vientre vendido fueron vaquillonas Braford generales para servicio, y una selección de terneras Braford y Brangus, que se vendieron con buenos valores. También se destacó la cantidad y diversidad de compradores que tuvo el remate, con productores de Corrientes, Santiago del Estero, Córdoba, Chaco y Entre Ríos, entre otras provincias.
De esta manera, la familia Delfabro, con las cuatro generaciones presentes en el evento, ofreció su genética a la ganadería del país. En un evento convocante y que tuvo un muy buen resultado comercial.

 

¿Qué Sentís?

    Compartir el voto en Facebook
    Ud. ya ha votado el artículo

    + Campo

    Tapas del día
    Columnistas