La madre de Tamara Zalazar, la joven hallada muerta el 13 de febrero con signos de estrangulamiento, adelantó que el 31 de octubre "si Dios quiere", ya tendrán el resultado del adn que posibilitará "el proceso a Raúl Alberto Escalante". Además contó que conocía a la hija de Alejandra Duarte, la mujer que murió incendiada el pasado domingo 16 después de varios días de internación. 

Tamara Zalazar fue hallada muerta el 13 de febrero de este año en el Kilómetro 41 de la Ruta Provincial Nº 5, en la zona de Lomas de González tras varios días de ser intensamente buscada. La autopsia determinó que presentaba signos de estrangulamiento.

Su madre charló con ellitoral.com.ar a 9 meses del trágico hecho y, motablemente movilizada, señaló que siente "angustia dolor por esas pobres mujeres que ya no están acá con nosotros; siento dolor por mi hija que ya no la tengo más".  

Además adelantó que en la causa hay avances: "Para el 31 de octubre, si Dios quiere ya tenemos el resultado del Adn y le van a dar el proceso a Raúl Alberto Escalante". Y en este sentido contó que el lunes se reunió con la fiscal y salió "como si me hubiera vuelto a pasar lo mismo otra vez".

"Es horrible lo que se siente, y lo que se va a sentir ese tiempo en que salga el juicio por el tema de mi hija. No quiero que llegue ese momento pro el dolor que me va a causar, muy doloroso es, y más verle al asesino de mi hija, menos todavía. Me va a costar, pero tengo que estar fuerte por ella, porque ella me necesita y tengo que hacer justicia por ella".

Consultada por su abrazo con la hija de Alejandra Duarte al finalizar su coloquio en la radio abierta, contó que eran amigas y "que no podría creer que era la mamá de ella que pasó eso", e indicó que hace tiempo la hija de Alejandra había vivido con ella en su casa. 

Reconoció que, cuando se enteró de la noticia de la muerte de Duarte, "sintió rabia", y contó que le dijo a su hija que haga caso omiso a las amenazas: "No importa la amenaza, no importa nada, vos hacé justicia hasta las últimas consecuencias por tu mamá, hacé fuerza, metele para adelante, vos no tengas miedo a las amenazas".

Consultada por su caso, señaló que ella no recibió amenazas, pero en caso de que se las hagan "no les va a hacer caso": "Yo voy a seguir para adelante, si me tienen que matar por el caso de mi hija, que me maten, total tarde o temprano nos tenemos que ir y si me muero, me voy con mi hija", cerró con lágrimas en los ojos. 

El pedido por la implementación de políticas públicas contra la violencia de género se multiplicó y fue el común denominador de una protesta que comenzó alrededor de las 9 con un puñado de mujeres concurrentes y terminó con alrededor de 300 personas que, pese a la incesante llovizna, no callaron su reclamo. 

Este fue, por ejemplo, el caso de Titi, una de las tantas asistentes. "Estoy acá por todas las que faltan, para hacer justicia, para salir a la calle a luchar. Creo que el Estado se tiene que hacer cargo de lo que está pasando porque no puede seguir la vista gorda de lo que pasa".

 

¿Qué Sentís?

    Compartir el voto en Facebook
    Ud. ya ha votado el artículo

    + Derechos Humanos

    Tapas del día
    Columnistas