Actualmente existía para los delitos de privación ilegítima de la libertad, trata de personas, secuestros extorsivos, lavado de dinero, terrorismo y narcotráfico. 

La Cámara de Diputados convirtió en ley el proyecto que amplía la figura del arrepentido en el Código Penal para que abarque casos de corrupción, delitos contra el Código Aduanero y asociación ilícita.

El proyecto fue aprobado por unanimidad de 137 votos, con el respaldo del oficialista Cambiemos y el Frente Renovador pero sin la presencia del Frente para la Victoria-PJ y algunos bloques de Izquierda que adhirieron al paro convocado por el colectivo NiUnaMenos.

De esta manera, la Cámara de Diputados aceptó los cambios que introdujo el Senado al texto que la cámara baja había sancionado semanas atrás y que busca reducir las penas a toda persona imputada que brinde información comprobable sobre casos de corrupción.

De acuerdo al texto, en ningún caso el arrepentido podrá acceder a la eximición de prisión y sólo podrá acogerse al beneficio en caso de que la información que proporcione esté referida a delitos tipificados, con una pena igual o mayor a la suya.

En tanto, si el arrepentido tuviera una pena de reclusión perpetua, la reducción no podrá ser mayor a 15 años.

También, establece que el acuerdo de colaboración se celebrará exclusivamente entre el fiscal y las personas que brinden información, y no aplicará para los casos que se investiguen delitos de lesa humanidad.

Entre las modificaciones que introdujo el Senado, se encuentra el artículo que establece que el plazo límite para ejercer el derecho a arrepentirse sea la elevación a juicio oral de la causa.

Otro de los artículos que se agregó establece que el arrepentido puede acogerse a ese beneficio en un proceso penal del que es parte, y señalando a personas con su misma responsabilidad o mayor.

Asimismo, el proyecto establece que sólo podrá referirse a situaciones de las que estuvo involucrado y nunca a declaraciones de terceros.

Según el texto, para la procedencia del beneficio será necesario que los datos aportados “contribuyan a evitar o impedir el comienzo, la permanencia o consumación de un delito, esclarecer el hecho objeto de investigación u otros conexos, revelar la identidad o paradero de autores o partícipes de estos hechos investigados o de otros conexos, proporcionando datos suficientes que permitan un significativo avance de la investigación”.

En ese sentido, la iniciativa establece que “será reprimido con prisión de 4 a 10 años y con la pérdida del beneficio concedido el que proporcione maliciosamente información falsa o datos inexactos”.

Si bien la figura del "arrepentido" ya estaba prevista en casos como el narcotráfico, el proyecto incluye también la asociación ilícita, la corrupción y delitos contra el Código Aduanero.

Télam

¿Qué Sentís?

    Compartir el voto en Facebook
    Ud. ya ha votado el artículo

    + Nacional

    Tapas del día
    Columnistas