Pescadores aseguran que funcionarios chaqueños de Recursos Naturales y de Prefectura les secuestran indebidamente pescados y mallones. Los trabajadores se manifestarán hoy a las 9 en la zona de playas y amenazan con violar la veda si no tienen respuestas o una posibilidad de diálogo.

 

Un grupo de malloneros y pescadores de la zona del barrio Virgen de los Dolores se muestra preocupado por su situación laboral y la actitud de autoridades chaqueñas y de Prefectura que consideran inadecuadas. Como método de protesta y para visivilizar su situación, los trabajadores comentaron ayer a El Litoral que realizarán hoy a las 9 una protesta frente a las costas de la punta Arazaty.
Respecto de esta medida, uno de los malloneros aseguró que “si no tenemos respuesta vamos a cortar el canal de navegación del Paraná para que no puedan cruzar los barcos”. De esta manera, serán cerca de 40 canoas de trabajadores que se trasladarán desde la zona cercana al cementerio San Juan Bautista hasta la playa debajo del puente. 
Según comentaron los malloneros, sufren una persecución por parte de la Subsecretaría de Recursos Naturales del Chaco. En este sentido, Ramón Acuña uno de los trabajadores relató que “no nos dejan pescar tranquilos y nosotros siempre respetamos las leyes y no violamos la veda”. Asimismo, el hombre aseguró que “nos secuestran sin motivo nuestros pescados y si no sacamos nada nos sacan el mallón”.
Los trabajadores están preocupados ya que la pesca es el principal medio de vida de los habitantes de la zona, siendo la fuente de trabajo y sustento de unas 130 familias del Virgen de los Dolores y lugares cercanos. “Nosotros no estamos pidiendo plata ni mercadería, lo único que queremos es que nos dejen trabajar tranquilos”, expresó Acuña.
Los malloneros aseguran que ellos cumplen con las condiciones impuestas por Recursos Naturales y no realizan ningún tipo de actividad ilegal. Al respecto, uno de los trabajadores dijo que “no cruzamos el límite que está marcado por boyas y los de Prefectura nos amarran la canoa y nos arrastran hasta aguas chaqueñas para después multarnos”. 
En cuanto al secuestro del material de trabajo como los mallones, aseguran que las multas para retirar las herramientas son de hasta $8.000 y que muchos no están en condiciones de pagar ese monto.
La persecución que denuncian los malloneros comenzó hace unos tres meses. “Antes no nos molestaban pero desde que cambió el funcionario de esa área no nos dejan trabajar tranquilos”, expresó Acuña.  Asimismo, el trabajador afirmó que “intentamos dialogar pero no nos reciben y no escuchan nuestros reclamos”.
Por esta falta de comunicación por parte de los funcionarios pertinentes, los pescadores tomaron la determinación de hacer visible su malestar a la espera de alguna respuesta o negociación. 
Sobre el corte del canal de navegación del río Paraná, indicaron que es una primera medida para hacer notar la preocupación del sector de pescadores. Además, adelantaron que no descartan otro tipo de medidas en caso de no hallar una solución o una vía de diálogo con las autoridades chaqueñas. 
“Nosotros siempre respetamos la veda por eso ahora no pescamos sábados ni domingos”, aseguró un trabajador. Asimismo, adelantó que “si siguen poniéndonos trabas vamos a violar la veda y vamos a salir al río a pescar con nuestras esposas e hijos en la canoa”.

¿Qué Sentís?

    Compartir el voto en Facebook
    Ud. ya ha votado el artículo

    + Barrios

    Tapas del día
    Columnistas