Se tratan de obras hídricas para entubar canales que permitan drenar 15 millones de metros cúbicos de agua del reservorio. “En esta zona comenzaron a generarse problemas de anegamientos a partir de relleno y taponamiento, de manera irresponsable, de los cauces naturales de desagote, por parte de privados que llevan adelante grandes emprendimientos inmobiliarios”, explicó Fabián Ríos. Se trabajará para que el agua acumulada drene hacia el Canal 4 y de allí al río Paraná.

La obra hídrica comprende la apertura de 3 mil metros de canales a cielo abierto, de cuatro metros de ancho y dos a tres metros de profundidad; más pluviales subterráneos en los cruces de calles -como la José Delgiorgio donde se trabaja actualmente- con caños de hormigón de un metros de diámetro.

Los  trabajos complementarios incluyen tareas de saneamiento ambiental; ampliación, limpieza y profundización de desagües existentes; zanjeos y cuneteos en antiguas comunidades consolidadas en la zona como los barrio Laguna Soto y Bejarano.

Fabián Ríos explicó que la obra se proyectó “a partir de reclamos de vecinos de los nuevos barrios privados y otros habitantes de la zona que se asentaron en torno a la laguna; porque las nuevas construcciones y los emprendimientos inmobiliarios se ejecutaron, avanzando sobre la laguna y cerraron inclusive los cauces naturales  de drenaje del reservorio”.

Esto generó que “la laguna esté hoy sin la posibilidad de evacuar el agua y cuando tenemos regímenes de lluvia copioso, como el que tuvimos hace pocos días; la laguna aumenta su cota y empiezan a inundar los barrios de antiguos habitantes de la zona y algunos barrios privados que se construyeron en torno de ella”, detalló el Intendente.

El Jefe comunal consideró “una gran irresponsabilidad” por parte de los privados del mercado inmobiliario, quienes “generaron construcciones de manera desordenada y sin planificación hídrica; sin analizar ni tener en cuenta las consecuencias”.

“Esto nos obliga hoy a realizar una inversión muy grande, que obviamente se la vamos a trasladar para que se hagan cargo; los privados que están desarrollando de los barrios en esta zona. Porque no es justo, no corresponde, que los vecinos de toda la Ciudad de Corrientes tengan que pagar con sus aportes las soluciones que debemos generar por actitudes lucrativas irresponsables”, definió Fabián Ríos.
 
El Intendente aclaró que “los problemas de anegamientos se generaron a partir de obras privadas que no tuvieron un mínimo de atención en el cuidado del ambiente, los recursos naturales y sobre todo; sin prever las inundaciones que iban a generar avanzando sobre la laguna y tapando sus canales naturales de drenaje”.

Fabián Ríos también agradeció “al propietario de una extensión importante de tierra en el sector, que nos permitió al acceso a su propiedad para abrir el nuevo canal para que la Laguna Soto vuelva a encontrar a su cota normal y encuentre su cauce natural”.

“Ni bien terminemos el desagüe va a bajar el nivel de la laguna en alrededor de 15.000.000 de metros cúbica, es decir; una enorme cantidad de agua que hoy está embalsada por la irresponsabilidad de los privados al no prever este tipo de situaciones, continuó.

El Intendente explicó que “el agua que drene de la laguna va a terminar en el río Paraná, a través del Canal Nº4, cruzando por los bajos del barrio Bejarano, por debajo de la Ruta 12 a la altura del control policial, y de ahí por el canal hasta el río”.

Fabián Ríos también indicó que en el Bejarano “también hay inconvenientes por inmobiliarias  que venden lotes sin trazas de calles, sin energía eléctrica, sin cloacas; los habitantes se instalan y se encuentran que están ubicados en zonas inundables y sin servicios básicos”.

¿Qué Sentís?

    Compartir el voto en Facebook
    Ud. ya ha votado el artículo

    + Barrios

    Tapas del día
    Columnistas