Quienes están a cargo provisoriamente de la Comisión Vecinal de Saneamiento brindaron ayer un informe en el recinto legislativo. Ratificaron que carecen de documentos contables y de recursos. Presentarán una lista al Ejecutivo para pedir lo que necesitan para normalizar el servicio. 

 

En Chavarría tienen agua pero, según los análisis realizados, no es apta para el consumo humano. Y a eso se suma la baja presión con que llega el servicio a un número considerable de usuarios. Este problema no es nuevo pero hasta ahora no hay una solución. Por ello, ayer, el Concejo recibió a quienes integran provisoriamente la Comisión Vecinal de Saneamiento (Covesa) que quedó acéfala por la renuncia de sus integrantes. Además, de escuchar el informe brindado por el citado equipo de trabajo, acordaron unificar esfuerzos para intentar conseguir los fondos necesarios para normalizar el servicio. 
Tal como informó este diario,  para garantizar el suministro a gran parte de la población y especialmente que el agua sea potable, necesitan un nuevo dosificador, cloro, reparar las instalaciones eléctricas afectadas por una pérdida en las cañerías de lo que denominan la sala de máquinas y contar al menos con una bomba más. 
“Eso sería lo más urgente de acuerdo a lo que nos detallaron los integrantes de la Covesa”, expresó el viceintendente y presidente del Concejo, Roberto Dieringer al ser consultado por El Litoral. Seguidamente, comentó que “en la actualidad tienen dos bombas que no funcionan y otro par que sí pero ante cualquier inconveniente ya no pueden garantizar el servicio. Y el agua se exttrae de una perforación que data de los ‘70 y también sacan de otra pero sólo como emergencia porque no tiene la profundidad necesaria”. “Las dos últimas que se hicieron lamentablemente están con falencias y no se pueden usar”, acotó Dieringer. 
Ante esta situación y la falta de respuestas concretas para garantizar el suministro de agua potable, los miembros de la  Covesa se comprometieron a elaborar una lista con lo que necesitan para normalizar el servicio.  En ese escrito, además de citar los elementos, precisarían los costos. “Estiman que con $50 mil se puede resolver algo tan primordial como el acceso al agua potable”, aseveró el Vice, quien aclaró que la lista será presentada al Ejecutivo con copia al Concejo. 
Estimó que eso se concretará en los primeros días de la semana venidera. “Sabemos que diciembre es un mes complicado para las finanzas comunales porque hay que pagar sueldos y aguinaldos pero desde el cuerpo deliberativo ya se le autorizó al Intendente a usar los recursos que sean necesarios para solucionar esta problemática”, destacó Dieringer. Al mismo señaló que confía en que se encontrará una solución para que los pobladores puedan sacar agua potable de la canilla. 

¿Qué Sentís?

    Compartir el voto en Facebook
    Ud. ya ha votado el artículo

    + Interior

    Tapas del día
    Columnistas