Una cadena, que tiene varias sucursales en Capital, comenzó esta semana a cobrar un porcentaje por el financiamiento en la compra. Algunos comercios del rubro ya hacen visible este costo en la línea de cajas, mientras que otros sólo informan el precio de contado. 

Desde la vigencia del nuevo programa de “Precios Transparentes”, hay confusión entre los comerciantes y clientes. En estas dos primeras semanas lo que se logró fue: desaparición del Ahora 12 y 18, aumento de interés en el pago financiado, poca o nula disminución en precios de contado y caída de la demanda en todos los rubros. 
Los supermercados no están ajenos a esta normativa y las autoridades nacionales criticaron días atrás la falta de colaboración de este sector en la “transparencia” de costos y por no bajar el valor de sus productos. Al respecto, desde la Apicc comentaron la semana pasada a El Litoral que los negocios que venden alimentos también disminuyeron sus ventas.
Por otra parte, desde el lunes pasado una cadena de supermercados de firma local empezó a cobrar un interés si se paga con tarjeta de crédito. Otros no modificaron el costo de los productos y algunos pocos disminuyeron ligeramente el porcentaje de incremento por pago financiado. 
“Están trasladando lo que les cobra a ellos la tarjeta de crédito al consumidor final. La nueva política nacional no se entiende mucho y cada comercio es autónomo. Están aplicando la tabla de interés de la tarjeta o el banco”, comentó a El Litoral uno de los representantes de la Asociación de la Producción, Industria y Comercio de Corrientes (Apicc), Enrique Collantes.
En Supermax desde esta semana comenzaron a cobrar un interés a partir de la segunda cuota, con cualquier tarjeta de crédito. En Impulso, luego de esta medida nacional, colocan en las cajas una tabla con los porcentajes de incremento de acuerdo con el financiamiento, pero un empleado comentó que “no hubo modificación en los costos los últimos días”. A su vez, en Carrefour, donde siempre cobraron un porcentaje, bajaron el interés; por ejemplo, en seis cuotas era el 16 por ciento y ahora es menor. 
“Dialogué con gente del supermercado Impulso y me comentó que ahora en las líneas de cajas colocan el porcentaje que cobran si se pagara con tarjeta de crédito. En Previsora del Paraná sólo informan sobre el precio de contado, el mismo en débito y crédito (una cuota). Antes, en Impulso tenías en la caja un cartel que comunicaba sobre un descuento en efectivo y ahora lo sacaron”, dijo a este medio Daniel Cassiet, presidente de la Federación Económica de Corrientes (FEC).
Respecto al balance de estas dos primeras semanas, en todos los rubros, expresó: “Lo positivo que podrías encontrar en esta medida es que antes vos pagabas de contado quizás con un sobreprecio y ahora no, depende del rubro, algunos bajaron un 10 por ciento el costo en efectivo. Por otra parte, hay un encarecimiento en el costo financiero y una disminución en la venta”. 

¿Qué Sentís?

    Compartir el voto en Facebook
    Ud. ya ha votado el artículo

    + Obras & Servicios

    Tapas del día