La Comisión Nacional de Regulación del Transporte (Cnrt) culminó el denominado “operativo verano” que consistía en realizar operativos ruteros y en las terminales de ómnibus a los micros que viajaban a diferentes destinos del país o al exterior. Entre los controles que se realizaron se destacan los controles de alcoholemia a los choferes de los colectivos para prevenir posibles accidentes. 
Desde la Cnrt local destacaron los buenos resultados obtenidos a través de estas acciones de control. En este sentido, indicaron que en total se inspeccionaron 1.724 ómnibus de larga distancia, labrándose un total de 129 actas de infracción. Además, desde esta dependencia informaron que fueron desafectados nueve choferes y retuvieron 14 coches. 
Se hicieron, además, 237 controles de alcoholemia, de los cuales dos dieron positivo y, además de la multa correspondiente, los agentes de la Cnrt retuvieron la licencia profesional del chofer del colectivo para el cual rige la “tolerancia cero”.

¿Qué Sentís?

    Compartir el voto en Facebook
    Ud. ya ha votado el artículo

    + Bien público

    Tapas del día