En el Día Nacional del Arquitecto, que se conmemora cada primero de julio, quienes ejercen esta loable profesión aprovechan la oportunidad para reflexionar e interactuar con la sociedad en torno a las diversas formas de ejercer la profesión. 
En este marco, un integrante de la Sociedad de Arquitectura de Corrientes, Eduardo Cunha Ferré, reflexionó sobre la profesión y expresó a El Litoral: “Observamos que, por una interpretación incorrecta, las personas, en ocasiones, no solicitan el asesoramiento, el acompañamiento y los conocimientos técnicos que tenemos y podemos aportar”. 
“En este contexto queremos destacar que el arquitecto, a través de un buen diseño y correcto desarrollo de una obra, aporta un valor agregado importante a la inversión inmobiliaria en general”, mencionó, ejemplificando que un ladrillo puede tener el mismo precio, pero “puesto en una buena construcción, bien asesorada, diseñada y construida, acompañada por un arquitecto, se valoriza sustancialmente”.
Por su parte, el vicepresidente de la Sociedad de Arquitectos de Corrientes, Ramón Angel Prieto, en un comunicado indicó: “En un mundo que se urbaniza, se contempla una nueva dimensión y campo de acción para todas las profesiones y en particular para el arquitecto. 
Sus servicios ya no se orientaran primordialmente a individuos y organizaciones especializadas, sino hacia la mayoría de la humanidad, eso significa renovar y revitalizar las ciudades, contribuyendo a mejorar la calidad y sostenibilidad socioambiental del hábitat humano”.
Para cerrar, Prieto motivó a sus pares a aportar “en la proyección, diseño y construcción de espacios y servicios de calidad, sostenibles para multitudes, así como a la reunión e integración de conocimientos y capacidades direccionadas hacia proyectos de interés colectivo”. 

¿Qué Sentís?

    Compartir el voto en Facebook
    Ud. ya ha votado el artículo

    + Salud & Ambiente

    Tapas del día
    Columnistas