El Ministerio de Producción entregó bombas de agua en comodato metro de diámetro para contribuir a desaguar lagunas en torno a zonas urbanas -que no fueron desagotadas por intermedio de canales- y caños de 1,200  para ampliar el alcantarillado de caminos, a los municipios de Loreto, Caá Catí, Lomas de Vallejos y Santa Ana, incluyendo el Ingenio Primer Correntino.
En cuanto a la recuperación de caminos, comenzaron las tareas  sobre la ruta provincial 28 con el trabajo de Vialidad Provincial y el aporte de caños para ampliar los alcantarillados existentes, demás de ripio destinado exclusivamente a los puntos críticos de las rutas.
Se trata de un tramo de unos 30 kilómetros que une las rutas 4 y 5 en la zona de Albardones hacia Costa Grande y que permitirá la normal circulación de los pobladores, especialmente para las escuelas 437, 634, 846 y 162 que se encuentran sobre esa vía, además de la 754 y 886, sobre ruta 4.
La provisión de materiales para las tareas ejecutadas por la DPV se financia con los fondos asignados para emergencia. En el caso del ripio, ese organismo vial determinará los tramos críticos que impidan el paso con lluvias normales, con una previsión no superior al 10% de la extensión total del camino a reparar.
El Ministerio además intervendrá en las rutas 101 y 92, que une la 5 con la 6, en beneficio de la zona que incluye Lomas de Vallejos, Rincón de Vences, Empedrado Limpio, Maloyas y hasta Mburucuyá. En ese tramo hay 3 escuelas: la 696,221 y 121 y por la ruta 6 están la 317, 811 y 612.
En total son 466 kilómetros a recuperar, ubicados en la región que resultó más perjudicada con las inusuales lluvias y que abarca a los Departamentos de Empedrado, San Luis del Palmar, General Paz, Berón de Astrada y Mburucuyá. Se estima que si el tiempo lo permite, en 30 a 60 días estarán terminados los trabajos de recuperación.

¿Qué Sentís?

    Compartir el voto en Facebook
    Ud. ya ha votado el artículo

    + Campo

    Tapas del día
    Columnistas