En seis meses, cortes como la costilla y el vacío aumentaron entre 14 y 18 pesos en las firmas grandes de la ciudad. Desde el sector afirmaron que todavía se aguarda el incremento habitual en invierno, y que será “importante” debido a las inundaciones.

 

El precio de algunos cortes de asado tuvo un aumento de aproximadamente el 11% en algunos supermercados capitalinos, durante el primer semestre de 2017. Desde el sector afirmaron que todavía no llegó el incremento que se espera por el invierno, pero estiman que será “importante” debido a las últimas inundaciones que afectaron a la provincia.
De acuerdo a registros propios de este medio, durante el primer semestre del año los cortes más comunes para cocinar un asado tuvieron un aumento en sus precios, de aproximadamente el 11% en algunos supermercados. El incremento se calculó a partir de un promedio de las subas que tuvieron la costilla, el vacío y los chorizos en las cadenas más grandes que operan en la ciudad, desde diciembre de 2016 hasta junio, y extendiéndose también a este mes.

Según explicaron desde el sector carnicero, la llegada del invierno dificulta la crianza de los animales, y provoca una menor producción del producto.


Teniendo en cuenta lo registrado en dicho lapso de tiempo, el aumento en la costilla de novillito rondó el 10%: al finalizar diciembre el kilogramo de este corte estaba 145 pesos, y ahora su importe trepó a $159. Una diferencia de $14 que se notó en las góndolas de manera paulatina.
Misma situación se dio con el vacío de novillito, que antes de 2017 su costo rondaba los $156, y el último fin de semana el precio estaba fijado en $174, siempre con números redondeados. Este incremento alcanzó así un porcentaje del 11%, representado por unos $18 de diferencia.
Asimismo, el chorizo especial también tuvo su aumento del 11%, pasando de $89 en diciembre a $99.
Más subas en invierno
Si bien en los grandes comercios ya vienen incrementando los precios de los cortes de asado, desde el sector advirtieron que las subas a causa del invierno todavía no llegan. Las bajas temperaturas suelen complicar la crianza de los animales, haciendo que el producto sea más escaso, y por ende más caro.
“Cada comercio tendrá sus razones para subir los precios de la carne, pero los frigoríficos con los que nos manejamos nosotros todavía no aumentaron nada, y tampoco nos comunicaron que lo van a hacer, por ahora”, comentó Hugo Lucena a El Litoral, quien trabaja en el Mercado de Productos Frescos.
Si bien el carnicero aseguró que “la estabilidad que tenemos desde hace unos meses permitió mantener el nivel de ventas”, estimó que la suba por la época invernal será “importante”. “Venimos atrasados con la actualización de los precios, y eso sumado a las últimas inundaciones seguramente traerán una suba considerable”, detalló.

 

La cifra

$156

Es el precio aproximado de un kilogramo de costilla en supermercados de la ciudad.

 

¿Qué Sentís?

    Compartir el voto en Facebook
    Ud. ya ha votado el artículo

    + Obras & Servicios

    Tapas del día
    Columnistas