El equipo Aurirrojo selló su continuidad en la Primera B Nacional, al ganarle 3 a 0 de visitante a Atlético Paraná. El “Malevo” Osmar Ferreyra, de penal, y Gonzalo Ríos por partida doble, fueron los autores de los goles correntinos.

 

Rubén Poletti
deportes@ellitoral.com.ar

Paraná.
Enviado especial

Con un 3 a 0 lapidario en su visita a Atlético Paraná, Boca Unidos terminó ayer de asegurar la permanencia en la Primera B Nacional. El partido, que se jugó ante escasa cantidad de espectadores en el estadio Pedro Mutio del conjunto “Decano”, correspondió a la fecha 44, penúltima del certamen, y fue arbitrado por Guillermo González.
El equipo correntino mostró ayer en la capital entrerriana fortaleza en dos facetas que lo tuvo a maltraer durante todo el 2017. Fue sólido en defensa, y contundente en ataque. Con esos estandartes, el conjunto dirigido por Christian Bassedas pudo hacerse de los tres puntos ante un rival que, más allá de haber descendido, venía de abrochar dos triunfos consecutivos.
Cuando el local quería comenzar a marcar los tiempos del partido, tomando la iniciativa, Boca Unidos lo sorprendió. Baroni “limpió” hacia atrás una pelota que se había ensuciado en el ataque, Ortíz la devolvió al área por donde entró “destapado” Miño, y cuando enfilaba hacia el arco con pelota dominada, Morales lo cargó de atrás con la cadera. Penal que no dudó en marcar el árbitro y que el “Malevo” Osmar Ferreyra transformó en el 1-0 para la visita.
El gol golpeó duro a Atlético Paraná, que se quedó sin juego. Comenzó a tener imprecisiones de traslado que posibilitaron varios contraataques de la visita, que tampoco estuvo claro para saber aprovechar las oportunidades que se le fueron presentando.
La más clara para aumentar la tuvo Ferreyra, cuando en una buena jugada colectiva, Ricardone llegó hasta el fondo y echó un centro que no pudo ser empujado por Ríos ni Valsangiácomo. La pelota le quedó a Miño ingresando por la izquierda, que jugó hacia la medialuna del área para el “Malevo”, que bien perfilado, levantó el remate sobre el travesaño.
Atlético Paraná carecía de llegada porque no tenía juego en mitad de cancha, y además sus delanteros más incisivos: Cadenazzi y Noir, eran bien absorbidos por la marca de los zagueros centrales correntinos.
En un minuto, el local llegó a inquietar dos veces el arco visitante. Ekkert lanzó desde la izquierda un centro que Morales terminó peinando para impedir la llegada franca por el segundo palo de Caballero. Enseguida, Belforte envió un centro, el rebote le quedó a Piris, quien sacó un remate de zurda que se fue apenas por arriba del horizontal.
Cuando se clausuraba la primera parte, Boca Unidos volvió a golpear. Baroni se proyectó al ataque, y jugó para Miño, que se escabulló entre dos rivales, dejó en el piso a Cozzoni y cuando ingresó a las puertas del área colocó un pase profundo hacia la derecha. Tocando bocina apareció Gonzalo Ríos, que con remate fuerte y cruzado, que se metió en el ángulo superior derecho, dejó sin defensas a Crusat. Golazo, por la construcción y la terminación de la jugada.
Al comienzo del complemento, el técnico local, Edgardo Cervilla, introdujo un doble cambio para buscar reacción en el juego de su equipo. Ingresaron Galli y Vercellino por Morales y Cozzoni. Pero todo siguió casi igual, con la diferencia de que el “Decano” comenzó a abusar de los pelotazos, apostando todo al juego aéreo.
El que estuvo más cerca fue otra vez Boca Unidos. En la primera llegada del segundo tiempo, Ferreyra ejecutó un tiro de esquina para Miño, que levantó la cabeza y jugó hacia Ríos, que entraba destapado por la medialuna del área, pero el remate del chaqueño salió apenas ancho sobre el vertical izquierdo.
Con menos tenencia de la pelota, siguió siendo más Boca Unidos, que cada vez que llegaba inquietaba. Lo tuvo Valsangiácomo, que encontró un rebote y probó con su pierna menos hábil, la derecha, pasando el disparo bajo muy cerca del caño derecho de Crusat.
El partido se volvió cada vez más deslucido, por la urgencia y poca claridad de Atlético Paraná, al que le sobró actitud, pero le faltó ideas. Ya con Cristian Núñez en cancha por Valsangiácomo, Boca Unidos liquidó el partido. El “Negro” combinó con Ríos, la pelota rebotó en un defensor y le quedó servida al goleador de la tarde, que fusiló al arquero con disparo de derecha para poner el inalcanzable 3 a 0.
Ya con el juego definido, Bassedas hizo ingresar a Enzo Niz, debut absoluto en Primera por Ríos, y luego Fabro reemplazó a Sánchez Paredes. El local siguió buscando al menos el gol del honor, y estuvo cerca en un centro que se le fue largo a Galli y sorprendió a Ojeda, bajando la pelota muy cerca del palo derecho.
Con solidez en defensa y contundencia en ataque, Boca Unidos goleó a Atlético Paraná y aseguró su continuidad en la Primera B Nacional. El objetivo sigue siendo llegar a los 50 puntos para engrosar los promedios con vistas al torneo que viene; quedan dos partidos por delante, y seis unidades en juego. Jugando como ayer, lo puede lograr.

¿Qué Sentís?

    Compartir el voto en Facebook
    Ud. ya ha votado el artículo

    Protagonistas

    + El Deportivo

    Tapas del día
    Columnistas