Esta preciosa isla caribeña funde sus atractivos de arena y mar con el pasado histórico, cultural y novelesco. Todo lo que hay que conocer en la capital de New Providence. 

A la naturaleza caribeña de las Bahamas, que se deja entrever en las hermosas playas paradisíacas que se extienden por las islas, se suman los atractivos de su capital, Nassau, convertida en un elitista destino turístico donde el lujo se funde con el pasado histórico, cultural y novelesco de este destino.
Nassau, la capital de la isla de New Providence, la más visitada de todas las Bahamas, constituye el pulmón económico y político de la isla y el rincón ideal para desconectar durante las vacaciones y disfrutar de reclamos como la oferta cultural de su casco viejo, su gastronomía o sus impresionantes playas de aguas turquesas.

Paraíso terrenal
Según recomiendan desde Turismo de Bahamas, es necesario al menos un día entero para visitar la capital y descubrir todos sus atractivos. La ciudad hace gala de su pasado colonial bajo dominio británico, que finalizó en 1973 con la Declaración de Independencia, y del que quedan numerosos vestigios dignos de visita. Para descubrir el barrio colonial se puede optar por el tour True Bahamian Food Tours, que fusiona propuestas culturales y gastronómicas a la carta.
La urbe también invita a pasear en carruaje haciendo parada en espacios tan populares como el Museo de los Piratas, el Palacio del Gobernador, el Parlamento, la Biblioteca Nacional, el Museo Nacional de Historia o la Plaza Rawson Square.
Se puede aprovechar también la visita para disfrutar de una tarde de shopping (duty free) en la zona de long Bay Street y su entramado de callejuelas, donde se encuentra, además, el famoso mercado del mimbre (Straw Market) y numerosas tiendas en las que adquirir productos artesanales. Desde aquí, resulta interesante hacer un alto en el camino para pasear por el puerto de la ciudad y admirar los majestuosos cruceros que atracan en la isla.
Otra opción es aprovechar el programa People to People para vivir alguna experiencia bahameña, como tomar el té en el Palacio del Gobernador o asistir al cambio de Guardia -que tiene lugar un viernes de cada dos-. Además, si se viaja en familia resulta muy recomendable visitar el parque acuático de Atlantis y Dolphin Cay o nadar con delfines y leones marinos en el Blue Lagoon Island.

Jardines y paseos
En el apartado turístico, la capital de las Bahamas también propone descubrir el jardín botánico The Retreat, donde se encuentra la sede de Bahamas National Trust, que gestiona los 40 parques nacionales del archipiélago; u optar por una excursión hacia los cayos de las Exumas o un tour en Fast Ferry hacia Harbour Island.
Más allá de la vida cultural, si hay algún reclamo que despunta entre todos los demás es el de sus hermosas playas, espacios de arena dorada y aguas turquesas, abrazadas todas ellas por resorts de lujo pensados para satisfacer al turista. Los arenales paradisíacos ofrecen alternativas que van más allá de disfrutar de paseos, lecturas, hermosos bronceados o cócteles preparados al momento, como practicar deporte en sus aguas. Por cierto, desde aquí también se puede disfrutar de los mejores atardeceres de la isla.
Para conquistar el paladar existen multitud de terrazas y restaurantes repartidos por la calle East Bay, ideales para degustar delicias de mar mientras se disfruta de las vistas y de la música en directo. Entre los espacios recomendados por la oficina de turismo se encuentra Lukka Kairi, en el distrito colonial, especializado en comida bahameña; las Bahamas Kitchen Restaurante, con una buena relación calidad-precio situado frente a la casa del balcón y el Banco Central; o Graycliff, uno de los restaurantes más famosos de la isla.
Deleitarse con las delicias chocolateras de Graycliff y la destilería histórica de John Watlings son otras de las sugerencias.
Uno de los momentos más interesantes para visitar la ciudad es el mes de julio, cuando la urbe acoge el Junkanoo Summer Festival, una cita cultura llena de color, ritmo y música en el que se desarrollan competiciones de baile, conciertos, entre otras propuestas.

Atlantis
Los viajeros que dispongan de algo más de tiempo pueden además visitar la isla vecina: Paradise Island. Aquí se puede optar por una estancia en el hotel Atlantis Paradise Island, un complejo hotelero “famoso en el mundo entero” por su acuario, su túnel de tiburones y su parque acuático.
Puertos deportivos, centros para ir de compras con lujosos escaparates y artesanía local, casinos, golf, deportes náuticos, parques de atracciones y reputados restaurantes hacen de Paradise Island una isla que hace honor a su nombre.
Más info en www.efetur.com

EL DATO
Uno de los momentos más interesantes para visitar la ciudad de Nassau es el mes de julio, cuando se realiza el Junkanoo Summer Festival, una cita cultura llena de color, ritmo y música en el que se desarrollan competiciones de baile, conciertos, entre otras propuestas.

DESTACADO 
La ciudad hace gala de su pasado colonial bajo dominio británico, del que quedan numerosos vestigios dignos de visita.

¿Qué Sentís?

    Compartir el voto en Facebook
    Ud. ya ha votado el artículo

    + Destinos

    Tapas del día
    Columnistas