Solución para una mini siesta en medio de la oficina, el tren o el subte. El desarrollo español propicia un momento de relax en un contexto aislado.

Inspirada en el comportamiento del avestruz, que esconde la cabeza ante una señal de peligro, un colectivo de diseñadores españoles desarrolló un curioso dispositivo. Un formato novedoso de almohada para dormir siestas cortas en oficinas, subtes o colectivos. La particular almohada forma parte de la muestra Zona de Confort en la feria Maison&Objet, donde el Observatorio de Tendencias desarrolló una investigación sobre el diseño aplicado a los nuevos paradigmas del bienestar.
De Madrid , el colectivo de diseño y arquitectura Studio Banana, investigó cuáles eran las dificultades más comunes vinculadas al rendimiento diario en trabajadores jóvenes y determinó que una pequeña siesta sería la solución. Así, desarrolló esta mezcla de escafandra y pasamontañas de viscosas que se viralizó entre los millenials. El video tuvo más de medio millón de visitas en un mes. Y el estudio reunió en sólo un mes U$ 195 mil para desarrollar el producto, publicado en la plataforma colaborativa de financiamiento Kickstarter, que vincula emprendedores con patrocinadores.
"El sueño es uno de los fundamentos humanos más básicos y debido a nuestros estilos de vida, los métodos para conciliar el sueño cambiaron drásticamente. La almohada propicia las condiciones mínimas para repararlo", señalan los autores, Key Portilla Kawamura y Alí Ganjavian. Ellos partieron de su experiencia propia para el boceto de lo que sería su pasaporte a tiendas de diseño como la del MoMA, en Nueva York."Tener sueño durante el día es una constante entre los jovenes", dicen, para explicar cómo determinaron la necesidad de esta micro atmósfera privada que permite dormir unos minutos en lugares públicos o durante traslados en subte, avión o colectivo.
"Realizamos una investigación sobre materiales y optamos por un tejido de viscosa relleno de microesferas para generar una sensación aislante, aireada y relajante para la cabeza", señala Ganjavian. Con oficinas en Suiza y Londres, los creativos ponen el foco en descubrir "cosas que no sabes que necesitas hasta que las ves. Nos enfocamos en la observación y comprensión de las necesidades humanas contemporáneas", agregan los diseñadores.
La familia de almohadas incluye un modelo con espacio para pasar los brazos por debajo de la cabeza, una mini opción que funciona como una gran vincha, y otra para apoyar la cabeza contra una ventana, durante un viaje.

 

¿Qué Sentís?

    Compartir el voto en Facebook
    Ud. ya ha votado el artículo

    + Arquitectura + Construcción

    Tapas del día
    Columnistas