Entre las particularidades que se presentan en esta edición de la peregrinación juvenil a Itatí, sobresale la experiencia de los feligreses del departamento Esquina, tanto de la ciudad cabecera como de Pueblo Libertador quienes tuvieron que cruzar en lancha el arroyo Guazú, por la caída del puente sobre la Ruta Nacional 12.
Esto fue motivo de oración en la bendición de la Diócesis de Goya. El sacerdote asesor de la Pastoral Juvenil, Ariel Giménez, dijo “tenemos que dar gracias a Dios, porque a pesar de que el puente está roto, nuestros hermanos pasaron el río Corriente igual para estar presentes en la 38ª Peregrinación a Itatí. Un fuerte aplauso por los esquinenses. Y vamos a rezar a nuestra madre también para que ese problema se solucione pronto”, agregó.
Por otro lado, expresó: “Quiero agradecerles porque cada vez vamos creciendo más en la conciencia de salir juntos, cada vez somos más, tomamos conciencia de que tenemos que salir como diócesis, y salir con esa hermandad”.

¿Qué Sentís?

    Compartir el voto en Facebook
    Ud. ya ha votado el artículo

    + Interior

    Tapas del día