Un libreño de 46 años, hace 15 años perteneciente a la parroquia Santa Rosa de Lima en la ciudad fronteriza, camina y cada vez con más énfasis y ánimo de contagiar, ya que según dijo a El Litoral “es un evento muy lindo llegar a la Virgen de Itatí, y sobre todas las cosas, incentivar a los jóvenes para que sigan participando. Este año trajimos un micro de nuestra parroquia, pero el año que viene queremos traer tres”.
Además, destacó que “la intención es tratar de pedirle a la Virgen que ilumine a toda la ciudadanía, no sólo a la de Paso de los Libres, sino a toda la Argentina, y que nos dé bendición y trabajo para los jóvenes, que creo están necesitando”.

¿Qué Sentís?

    Compartir el voto en Facebook
    Ud. ya ha votado el artículo

    + Interior

    Tapas del día
    Servicios - Info