Las dos mujeres prestaron declaración indagatoria ante la Justicia, donde coincidieron en que “fue un ataque planificado” y denunciaron que reciben amenazas. Afirman que los principales autores de la balacera están prófugos.

 

n Se cumplen hoy dos semanas del brutal asesinato de Ricardo “Pipo” Machado en Alvear, en un hecho donde hay dos detenidos y existe al menos una persona prófuga. La esposa de la víctima, María González, junto a su bebé llegó al Juzgado de Instrucción de Santo Tomé para prestar declaración. 
También estuvo Blanca Rita Machado, quien también fue baleada en la cara (pómulo izquierdo) brazo y pierna, cuando mataron a su hermano. Ambas coincidieron en que “fue un ataque planificado”, según publicó el portal Digital Santo Tomé.
Entre las principales coincidencias de ambas mujeres, denunciaron amenazas, y afirmaron que temen que el caso quede impune, ya que los principales responsables del asesinato siguen prófugos. 
“Necesitamos encarecidamente que encuentren al asesino Alejandro Oliveira. Nosotros sabemos que esta en Alvear, sigue en carácter de prófugo, supuestamente la Policía no le encuentra”, enfatizaron.
La viuda de Pipo Machado, María González, llegó con su hijo en brazos y declaró en carácter de testigo. “Vine a declarar ante la Justicia, en realidad esta es la primera vez que declaro después de los acontecimientos que son de público conocimiento, porque me encontraba atendiendo a mi hijito que estaba internado en Corrientes Capital debido a que él también recibió el impacto de una bala. El estado de salud de mi hijo todavía es delicado, pero era necesario que yo viniera a declarar para que la causa pueda avanzar y se pueda hacer justicia”, expresó.
Señaló además que “los asesinos aún están sueltos”. “Si bien hay dos detenidos, los principales responsables del asesinato aún están prófugos. A pesar del pedido de captura, la Policía curiosamente aún no ha logrado dar con el paradero de estas personas”, indicó.
González es testigo clave de lo ocurrido pues en la ocasión se encontraba con su esposo en la camioneta, “Estábamos a punto de partir del lugar donde se había realizado la jineteada, nos íbamos a dirigir hacia nuestra casa… vi todo en primera persona porque yo estaba ahí, con mi marido, el bebé, y la hija de él de 9 años de edad, todos dentro de la camioneta”, relató.
Por otra parte, la sobreviviente a la balacera, Blanca Rita Machado, también aportó su relato a la Justicia.
“Más allá de nuestro testimonio, lo que queremos es que se haga justicia; necesitamos encarecidamente que por favor encuentren al asesino Alejandro Oliveira. Nosotros sabemos que está en Alvear, sigue en carácter de prófugo, supuestamente la Policía no lo encuentra”, enfatizó ante el mismo medio de prensa.
Recordó que en la oportunidad del evento había asistido mucha gente a la jineteada, y que durante toda la jornada no se había presentado ningún tipo de inconveniente. 
“Estuvo todo muy tranquilo, y a las 10:30 de la noche, cuando estábamos cargando las cosas en la camioneta para irnos, estacionó un automóvil frente al lugar de la doma, lo que no nos llamó la atención”.
“Estaba parada del lado de la puerta del acompañante cuando escucho un estallido que me hizo pensar que explotó un vidrio luego otro y cuando me toco la cara noto que tenía sangre, cuando me arrodille al lado de la camioneta los disparos empezaron del otro lado, donde estaba mi hermano, era una balacera infernal, parecía que no paraba más. Nos dispararon a todos, pero el objetivo principal era mi hermano, tanto es así que alrededor de 20 tiros dieron en su cuerpo y otros tantos en la camioneta; tres impactos dieron en su cabeza que fue lo que le provocó la muerte”, explicó.

¿Qué Sentís?

    Compartir el voto en Facebook
    Ud. ya ha votado el artículo

    Tags

    + Policiales

    Tapas del día
    Columnistas