Continuó ayer la limpieza para despejar detalles de la estructura encontrada bajo la nave central y acordaron cubrirla con arena para evitar desmoronamientos; identificarán lo encontrado con información para el público. Habrá otros levantamientos de baldosas; mientras, los actos religiosos se hacen en un lateral.

 

Tras el hallazgo de un pozo de agua debajo del piso de la catedral Nuestra Señora del Rosario, en Goya, los profesionales que intervinieron en el caso junto con las autoridades eclesiales acordaron rellenarlo con arena y avanzar con la colocación de una cobertura transparente para registrar el dato histórico, que será acompañada con su correspondiente señalización.
Luego del descubrimiento, que despertó curiosidad en la comunidad correntina, este jueves se continuó con las tareas de limpieza, profundización para conocer mayores detalles de la estructura y a partir de ahí se determinó los pasos para su conservación. 
En este contexto, el representante de la Asociación de Arquitectos de Corrientes, delegación Goya, Dacio Agretti, confirmó a este matutino que lo hallado “tiene 1,35 metro de diámetro y es un pozo de agua, no una aljibe, porque si no sería más ancho, y tiene ladrillos comunes, asentados en cal, no en barro como habíamos pensado anteriormente”. Continuó diciendo que “se lo limpió y se sacó restos de tejuela, que son los pisos viejos, típicos de casonas del siglo XIX, que hay en varias casas de Goya. También había tierra, cal, restos de ladrillos y envoltorios de golosinas”, añadió.
Aclaró que “llegamos a una profundidad de casi 1,90 metro y no avanzamos más porque sólo había esos elementos y para no afectar y perforar las paredes del pozo. Actúa como una pileta, al estar vacío, la presión puede hacer que las paredes se quiebren, entonces se taparán los lugares socavados y luego se rellenará con arena para asegurar sus costados”. 
Tal como informó El Litoral, también se dio participación a otros profesionales, y en este sentido Agretti dijo que “la historiadora Margarita Fogantini buscó en la biblioteca los diarios del arquitecto que diseñó la catedral y no encontró nada alusivo a ningún pozo de agua”.
En tanto anticipó que “igual se dejará todo documentado lo que se estuvo haciendo estos días”. Además resaltó que “trataremos de dejar algún elemento como cobertura transparente para que la gente pueda ver y se colocará una pequeña referencia”.

Hundimientos y misas
Agretti indicó además que “notamos que hay otros pequeños hundimientos en el piso que se los reparará. Una empresa está trabajando en el lugar, contratada por el Obispado”, y aclaró que “no es nada grave, el edificio está bien”.
Por otro lado, el párroco Juan Carlos López dijo a El Litoral que “las misas seguirán en un lateral del templo”. Y ratificó que “el pozo quedará con una cobertura transparente e iluminada”.

¿Qué Sentís?

    Compartir el voto en Facebook
    Ud. ya ha votado el artículo

    Tags

    + Interior

    Tapas del día