A pesar del mal tiempo, hubo una gran participación de la comunidad católica para honrar a la patrona Nuestra Señora del Pilar. La jornada comenzó temprano con el rezo del rosario de la aurora. 
La lluvia obligó a suspender la peregrinación por segundo año consecutivo pero la feligresía se convocó en el templo para participar de la misa oficiada por el párroco Nolberto Damelio, acompañado de sacerdotes y diáconos de otras comunidades. También estuvo la Banda Militar de la ciudad de Paso de los Libres, según publicó El Diario de Curuzú. 
En los días previos se realizó la novena con el lema “Familia, vive el amor, ¡cuida la casa común!”.

¿Qué Sentís?

    Compartir el voto en Facebook
    Ud. ya ha votado el artículo

    + Interior

    Tapas del día
    Columnistas