Los pacientes con quemaduras graves que tienen niveles más altos de vitamina D se recuperan con más éxito que aquellos con niveles más bajos, según un estudio presentado en la conferencia anual de la Sociedad de Endocrinología en Harrogate, Reino Unido.
Este estudio es el primero en investigar el papel de la vitamina D en la recuperación de las quemaduras y sugiere que la complementación con vitamina D puede ser un tratamiento simple y rentable para mejorar la curación de las quemaduras.

Recuperación 
A pesar de las mejoras en la atención de quemaduras en los últimos diez años, muchos pacientes todavía están en riesgo de una recuperación deficiente. Las complicaciones pueden variar desde retraso en la cicatrización de la herida hasta infecciones.
Los pacientes con quemaduras graves tienen un alto riesgo de infección que puede conducir a una sepsis potencialmente mortal. Se sabe que la vitamina D tiene acciones antibacterianas que pueden ayudar a combatir las infecciones y, por lo tanto, ayudan en la cicatrización de las heridas de los pacientes con quemaduras.

El rol de la vitamina D
Con el fin de investigar el papel de la vitamina D en la recuperación de las quemaduras, la profesora Janet Lord y el doctor Khaled Al-Tarrah, en el Instituto de Inflamación y Envejecimiento de Birmingham, Reino Unido, evaluaron el progreso de recuperación, durante un año en pacientes con quemaduras graves y correlacionó esto con sus niveles de vitamina D.
El profesor Lord afirma: "Las quemaduras graves reducen gravemente los niveles de vitamina D y la adición de esta vitamina puede ser una forma sencilla, segura y rentable de mejorar los resultados en pacientes con quemaduras, con un costo mínimo para el NHS [sistema nacional de salud británico]". 
Lord y su equipo se centran ahora en descubrir por qué hay una pérdida rápida de vitamina D en pacientes inmediatamente después de una lesión por quemadura y esperan poder prevenir esto en el futuro. La cantidad de reducción en los niveles de vitamina D de los pacientes no se relacionó con la gravedad de la quemadura.
"Los bajos niveles de vitamina D se relacionaron con peores resultados en los pacientes con quemaduras, incluidas las infecciones potencialmente mortales, la mortalidad y la cicatrización retrasada. También se asociaron con una peor cicatrización, pero generalmente los médicos ignoran los niveles de vitamina D", concluye Lord.
Pero correlación no es causalidad y la efectividad de la administración de suplementos de vitamina D para mejorar los resultados en pacientes quemados debería verificarse en ensayos clínicos.

¿Qué Sentís?

    Compartir el voto en Facebook
    Ud. ya ha votado el artículo

    + Vivir Bien

    Tapas del día