No hay pistas del paradero de César Miño y Sergio Quintana. Los familiares afirman que el rastrillaje no se está realizando. La fiscalía sostiene la hipótesis del robo y está en busca de presuntos delincuentes que residirían en Virasoro.

 

A casi dos meses de la misteriosa desaparición de César Miño y Sergio Quintana, que salieron rumbo a Encarnación y nunca se supo nada más de ellos, sus familias cuestionaron la lentitud con la que se realiza la investigación. Francisco Ramos, fiscal de Santo Tomé, remarcó que “la investigación sigue” y que están “continuando una línea de investigación para tratar de desentrañar esto”. Sospechan que el móvil habría sido “el robo; probablemente pudo haber un entregador y participaron varias personas”. 
Si bien indican que hay una investigación en curso, para las familias afectadas por estas desapariciones “todo es muy lento” y la angustia que padecen por la falta de respuestas les parece interminable.
Yanina Duarte de Quintana, la esposa de Sergio, contó que sigue “sin noticias y sin comunicación con el fiscal de Corrientes”. Acotó que la semana pasada concurrió a dialogar con el fiscal de Concordia que le dijo que “no tiene más nada que ver, no ha tenido noticias y no les han pasado ningún informe. Que sabían lo mismo que yo”, aseguró la mujer en declaraciones a El Once.
“Estoy totalmente aislada, no tengo medios económicos, me están ayudando los vecinos para juntar plata para el pasaje para viajar a Corrientes, además para ir a Buenos Aires, porque quiero que este tema se conozca a nivel nacional”, aseveró. 
A su entender, “es todo muy lento, no sé si la Policía lo está buscando. La mujer de Miño opina que el rastrillaje estaba parado, ella sabe más que yo porque pudo viajar”, y al comparar la desaparición de los concordienses con la del empresario desaparecido Omar Benvenuto, aseveró: “Será que no le dan tanta importancia porque mi marido es un trabajador humilde, sin dinero como otra persona. Creo que no está siendo buscado como debería”.
Yanina confió en que “están muy vivas las esperanzas” de que su marido aparezca con vida. “Lo necesito vivo, bien, acá. Y si no, necesito una respuesta, tanto mis chicos como yo. Estamos con tratamiento psicológico, pero eso no nos ayuda en esta angustia. Quiero que se termine el misterio, quiero saber por qué está pasando todo esto”. La mujer permanece sin abogado que impulse la causa.

¿Qué Sentís?

    Compartir el voto en Facebook
    Ud. ya ha votado el artículo

    + Policiales

    Tapas del día