Además aseguró que nunca tuvo "vínculos con los servicios de inteligencia" y que la causa "le destruyó la vida", al declarar por casi diez horas ante el juez federal Julián Ercolini.

El técnico en informática Diego Lagomarsino dijo ante la justicia federal que tenía una relación de "amo-esclavo" con  Alberto Nisman, e insistió en que el fiscal del caso AMIA le pidió prestada el arma de la que salió el tiro que lo mató el 18 de enero de 2015.

Lagomarsino está imputado como partícipe necesario del supuesto asesinato del fiscal Nisman, motivo por el cual tiene su libertad restringida: lleva una tobillera electrónica, no puede salir del país y cada 15 días debe presentarse en el juzgado de Julián Ercolini.

El ex asesor informático de Nisman declaró durante casi diez horas en los tribunales federales de Comodoro Py, en el barrio porteño de Retiro, donde, por momentos, se quebró y aseguró que esta causa le "destruyó la vida", según reconstruyeron fuentes judiciales.

"No me importa cómo murió, igual me cagaron la vida", sostuvo Lagomarsino durante su indagatoria, según las fuentes con acceso al expediente que, además, indicaron que el acusado lloró en varias oportunidades.

¿Qué Sentís?

    Compartir el voto en Facebook
    Ud. ya ha votado el artículo

    + Judicial

    Tapas del día
    Columnistas