Entre edificaciones, espacios verdes, baldíos y la infraestructura de servicios, la ciudad de Corrientes alberga más de 160 especies de aves. Por medio de guías ilustradas, investigadores de la UNNE invitan a reconocer la biodiversidad de especies urbanas que para la mayoría de los habitantes son prácticamente desconocidas.

La urbanización afecta negativamente a la biodiversidad, debido a la degradación y pérdida de hábitats naturales. Sin embargo, al mismo tiempo provee a muchas especies de nuevas oportunidades, ya que promueve la aparición de una gran heterogeneidad de nuevos hábitats: edificios y otras construcciones, plazas y jardines, baldíos y áreas con vegetación exótica o con remanentes de la vegetación nativa. De este modo, las ciudades pueden albergar un sorprendente número de especies animales.

“La ciudad de Corrientes no es la excepción” explica el director del Laboratorio de Ornitología y Mastozoología de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales y Agrimensura de la UNNE (LABOMA- UNNE), licenciado Mario Chatellenaz y señala que en particular la ciudad alberga una gran cantidad de especies de aves, que pueden encontrarse en distintos ambientes de la ciudad, desde los árboles en plazas y veredas, las playas sobre el río Paraná, y hasta las antenas en lo alto de edificios céntricos.

Pero en general, la diversidad de la fauna urbana pasa desapercibida en el ajetreo cotidiano de quienes viven en las ciudades.

Por eso, investigadores del LABOMA-UNNE consideraron necesario promover estrategias que permitan mostrar la riqueza y diversidad de aves de Corrientes, y así surgió la realización de la Guía de Bolsillo "Aves de la ciudad de Corrientes", una guía ilustrada en la que se retrataron 90 especies de aves que pueden encontrarse al recorrer la ciudad, de un total de 160 especies registradas en la ciudad hasta el momento.

El equipo también está trabajando en la realización de una guía de aves del Campus Deodoro Roca de la UNNE, para mostrar cómo ese espacio universitario en particular, actúa como un pulmón de biodiversidad en la ciudad, con más de 100 especies registradas hasta el momento por el Laboratorio de Ornitología y Mastozoología.

“Muchas veces para observar aves se piensa en ir al campo o a reservas naturales, pero también la ciudad invita a disfrutar de la fauna urbana” sostiene Chatellenaz y comenta que en la ciudad, sobre las cabezas de los transeúntes y sin ser notadas por éstos, vuelan o se posan en árboles o edificos especies que habitualmente se ven en documentales: halcones, gavilanes, garzas, y hasta tucanes.

Por eso, el objetivo de las guías no es sólo dar a conocer las aves que viven en la ciudad de Corrientes, y que para la mayoría de sus habitantes son prácticamente desconocidas. “Es también una invitación a salir a gozar de la naturaleza que tenemos a mano” sostiene el docente-investigador de la UNNE.

La Guía de Aves. En el caso de la Guía de Bolsillo “Aves de la ciudad de Corrientes” se trata de especies observadas y fotografiadas en lugares comunes para quienes transitan la ciudad, como la Costanera, el río y playas, plazas, los cableados de servicios, edificios y demás edificaciones.

Aunque dicha guía trata sobre las aves de la ciudad de Corrientes, en realidad el elenco de especies incorporado cubre también en gran medida el de aves de otras ciudades del nordeste argentino.

Si bien no están incluidas todas las especies de aves que viven en la ciudad, no obstante, las 90 especies que se han ilustrado constituyen una fracción importante de la avifauna urbana y suburbana, y se podrá identificar la mayoría de las aves que se observen en una salida.

Además, brinda una serie de recomendaciones para aquellos que se inician en la observación de aves, como así también algunos lugares en la ciudad y zonas periféricas que son ideales para ver determinadas especies.

El texto dedicado a cada una es sumamente conciso, para permitir una identificación rápida y precisa, con la ayuda de dibujos al pie de página, se puede visualizar de un vistazo los horarios de actividad del ave en cuestión (diurna, nocturna o ambas), los principales ítems de su dieta, y si es residente en el área o migrante.

“La guía muestra con sencillez pero también con rigor científico este patrimonio natural que atesora la ciudad e invita al lector a profundizar en su conocimiento” finaliza el director del Laboratorio de Ornitología y Mastozoología (Laboma-UNNE). 

 

 

¿Qué Sentís?

    Compartir el voto en Facebook
    Ud. ya ha votado el artículo

    Protagonistas

    + Educación

    Tapas del día