Dentro de las consideraciones finales de los técnicos del Inta que llevaron adelante esta experiencia con comederos de autoconsumo, se destaca que la tecnología seguirá avanzando en la región por su practicidad operativa, “principalmente por los resultados en terminación y destete precoz”.
Además, señalaron que es muy importante respetar algunos aspectos básicos cuando se va a dar de comer raciones ad libitum, especialmente cuando son altamente energéticas, para evitar trastornos alimenticios o muerte de animales. Estos son la adaptación gradual a la dieta en bateas con suministro diario; no dejar los comederos vacíos durante muchos días; aplicar plan sanitario adecuado, especialmente en terneros; homogeneidad de los lotes por edad y tamaño; homogenización de la ración de varios componentes, principalmente si presenta aditivos como urea, sal o ionóforos; realización de adaptación inversa (incorporando fibra) si los animales retornan al campo natural sin suplementación.
Asimismo, sostuvieron que se debe calcular el número de animales por cantidad de comederos y tamaño de frente de comedero. “Por ejemplo, para comederos con bateas de 3 metros de largo a cada lado, se calcula entre 150-200 bovinos por comedero, dependiendo de la categoría animal”, ejemplificaron.
También recomendaron mover regularmente los autoconsumos de lugar, ya que evita acumulación de barro, excesivas alteraciones del terreno (pozos) y sobrepastoreo en zonas cercanas al comedero. Asimismo, en días lluviosos, si se moja la ración en la batea del comedero, conviene remover la capa húmeda para favorecer el descenso del alimento y posterior consumo de ración.

Otra de las recomendaciones pasa cuando se observan animales enfermos o que no se acercan a comer se los debe separar inmediatamente para realizar algún tratamiento veterinario y que coman fibra. O en casos de utilizar la sal como regulador de consumo, es importante considerar que además de la variación natural entre animales, la adaptación progresiva a consumirla y otros factores: como la palatabilidad de la ración, la disponibilidad de forraje y su calidad y la fuente proteica o aditivos agregados, que podrían modificar la respuesta esperada en el consumo. 
También se recomienda disponer de abundante agua de bebida de calidad para que el  animal pueda excretar el exceso de sal a través de la orina sin efectos nocivos para el organismo. Se calcula que el consumo de agua por animal se duplica con raciones de autoconsumo con sal y que el contenido de sales totales en el agua de bebida influye sobre el consumo de la ración.

¿Qué Sentís?

    Compartir el voto en Facebook
    Ud. ya ha votado el artículo

    + Campo

    Tapas del día