En los últimos años las personas con discapacidad motriz pueden disfrutar de los balnearios de la ciudad debido a las  ‘sillas anfibias’ gratuitas que posibilitan su ingreso al agua. A esta opción de accesibilidad se suman las rampas. Aseguran que su implementación posibilitó el aumento de público con esta limitación en las playas.

Por Roxana Feldman (@roxifeld)

Este verano a la oferta tradicional de playas de acceso gratuito, se sumó una más y ya son cinco los balnearios de este tipo en la ciudad. La agenda de actividades que se desarrollan en esos espacios es extensa y va desde competiciones deportivas a espectáculos de baile y música. Para ir hay colectivos sin costo que se trasladan del Puerto a las playas de la Costanera. La idea es que cada vez más gente pueda llegar y disfrutar. 
Pero de nada sirve que las opciones gratuitas que dispone la Municipalidad de Corrientes no sean para todos. En este sentido, Luciano Artal, Director de Playas y Balnearios de la Municipalidad de Corrientes, destacó a ellitoral.com.ar la incorporación de las sillas anfibias para discapacitados motrices. 
Las sillas anfibias son asientos especiales para desplazarse por la arena y flotar en el agua. Si bien es necesaria la presencia de un guardavida supervisor, están diseñadas para que su usuario “disfrute minimizando los riesgos de accidentes fácilmente”. Para utilizarla, la persona con esta discapacidad debe requerirla a personal de Guardia Urbana o a un guardavida y podrá meterse al agua sin mayores dificultades.

Experiencia en las playas de Corrientes. La ciudad fue pionera en la inclusión con la incorporación de sillas anfibias.

 

El Municipio cuenta con cuatro sillas de este tipo, “dos para adultos y dos para niños”, según precisó Artal y aclaró que las de adultos pueden ser utilizadas por niños. Remarcó que en los últimos dos años la difusión de este servicio significó un aumento de público con discapacidad motriz en los balnearios.
El servicio está disponible en las playas Arazaty I y II y a través de diferentes acciones promueven su conocimiento por parte de la población con este tipo de limitaciones en el ámbito de la ciudad. Otra de las acciones que se llevaron adelante para potenciar la inclusión es la construcción de rampas que permiten un traslado más sencillo.

Remarcó que en los últimos dos años la difusión de este servicio significó un aumento de público con discapacidad motriz en los balnearios.

Si bien las conquistas logradas son relevantes, Artal reconoce que la playa Malvinas II, recientemente inaugurada es completamente “inaccesible”, debido a la imposibilidad que reviste para que alguien en silla de ruedas pueda descender debido “a la marcada pendiente” de la zona.

La pendiente de la playa Islas Malvinas II es una imposición para las personas con discapacidad motriz.


Aunque los intentos en la ciudad de Corrientes son importantes, en otros centros turísticos del país la situación está más avanzada. Por ejemplo en la Costa Argentina sobresale el caso de Villa Gesell, en la provincia de Buenos Aires. 
En este balneario existe un espacio que se llama “playa integrada”, cuya particularidad está en que es un sector pensado exclusivamente para esta población y que se organizó “sin obstáculos”. Pero, además de la opción de sillas anfibias, brindan clases de pintura, natación y navegación en kayak para personas con diferentes tipos de discapacidad y no únicamente motriz.
Estas iniciativas vienen siendo cada vez más comunes en todo el país. Inclusive el mes pasado presentaron un proyecto en el Senado de la Nación para que todas las playas argentinas tengan el servicio de sillas anfibias. 

Aunque los intentos en la ciudad de Corrientes son importantes, en otros centros turísticos del país la situación está más avanzada


El objetivo de fortalecer el lazo del Turismo con la Inclusión quedó en evidencia en la Feria Internacional del Turismo (FIT) que se realizó del 1 al 4 de octubre en La Rural de Buenos Aires donde los principales actores del sector en todo Latinoamérica plantearon como uno de sus ejes fundamentales al  turismo accesible. 

La Feria Internacional del Turismo se realizó en octubre en el predio de la Rural en Buenos Aires.

 

"La accesibilidad es clave porque está demostrado que, ya sea de forma permanente o en forma transitoria, hay aproximadamente un 10% de población que manifiesta necesidades de accesibilidad. Por lo tanto, estamos hablando de un universo demasiado importante para no tenerlo en cuenta", explicó en su momento el ministro de Turismo de la Nación, Gustavo Santos a Infobae.
Los desafíos, pese a los progresos en el tema, son aún muchos. El área turística tiene una cuenta pendiente por ejemplo en alojamientos porque, aunque existen hoteles con accesibilidad para silla de ruedas, según especialistas en el tema son “muy pocos y muy costosos”.
Otra de las barreras que entran en juego es que en el sector no sólo actúan promotores públicos, sino que una importante porción del turismo está en manos de privados, por lo tanto las barreras no son sólo arquitectónicas y culturales, sino también monetarias. 

 

 

¿Qué Sentís?

    Compartir el voto en Facebook
    Ud. ya ha votado el artículo

    + Derechos Humanos

    Tapas del día
    Columnistas