ellitoral.com.ar
En Libres habilitaron una nueva sede del programa “Yo sí puedo”

En Libres habilitaron una nueva sede del programa “Yo sí puedo”

Se habilitó en Paso de los Libres una nueva sede de estudios del programa de alfabetización “Yo sí puedo”, en el barrio “La Coral”. En-tre las personas inscriptas, hay analfabetos puros, que son aquellos que no saben leer ni escribir; y funcionales, que son quienes tienen algún conocimiento de lectoescritura.
Las clases en este nuevo espacio de alfabetización, estarán a cargo de Marta Romero. Las clases se dictarán los lunes, miércoles y viernes en el horario de 19 a 20.30, en el domicilio de la fa-milia Balmaceda, que está ubicado en la intersección de las calles Hipólito Yrigoyen y Alfredo Palacios de esa populosa barriada.
En las primeras clases, los alumnos estuvieron acompañados de la coordinadora municipal del programa, Claudia Vigo; quien les dio las pautas de cómo van a trabajar con el material audiovisual y se les repartió las cartillas de actividades.
Es importante destacar que quienes deseen sumarse a las clases aún pueden anotarse. Deben acercarse al do-micilio antes mencionado en los días y horarios de la clases.
Por otra parte, en el marco del cierre de los festejos del 90° aniversario del Instituto “Niño Jesús”, que se celebró en 2011, se realizó un importante acto durante el cual se inauguraron dos aulas, y en ese marco, el Municipio ob-sequió una placa recordatoria por tantos años al servicio de la educación.
Luego de recorrer las aulas y en representación del intendente, el presidente de Concejo Deliberante, Julio Cazarré, descubrió la placa junto a la representante le-gal de la escuela, Gabriela Cuevas, y la directora Sara Paiva. También se descubrieron dos placas dedicadas a la memoria de la Hermana María del Pilar Cristiani y de Liliana Sánchez de Gauchat, quien fuera la primera directora de Nivel Inicial de ese establecimiento; tarea que estuvo a cargo de sus familiares. El padre Jorge Espíndola bendijo las placas, tras lo cual se hizo un minuto de silencio.
¿Te gustó la nota?
Comentarios

En Libres habilitaron una nueva sede del programa “Yo sí puedo”

ESTUDIOS. El nuevo centro funciona en el barrio La Coral.
Se habilitó en Paso de los Libres una nueva sede de estudios del programa de alfabetización “Yo sí puedo”, en el barrio “La Coral”. En-tre las personas inscriptas, hay analfabetos puros, que son aquellos que no saben leer ni escribir; y funcionales, que son quienes tienen algún conocimiento de lectoescritura.
Las clases en este nuevo espacio de alfabetización, estarán a cargo de Marta Romero. Las clases se dictarán los lunes, miércoles y viernes en el horario de 19 a 20.30, en el domicilio de la fa-milia Balmaceda, que está ubicado en la intersección de las calles Hipólito Yrigoyen y Alfredo Palacios de esa populosa barriada.
En las primeras clases, los alumnos estuvieron acompañados de la coordinadora municipal del programa, Claudia Vigo; quien les dio las pautas de cómo van a trabajar con el material audiovisual y se les repartió las cartillas de actividades.
Es importante destacar que quienes deseen sumarse a las clases aún pueden anotarse. Deben acercarse al do-micilio antes mencionado en los días y horarios de la clases.
Por otra parte, en el marco del cierre de los festejos del 90° aniversario del Instituto “Niño Jesús”, que se celebró en 2011, se realizó un importante acto durante el cual se inauguraron dos aulas, y en ese marco, el Municipio ob-sequió una placa recordatoria por tantos años al servicio de la educación.
Luego de recorrer las aulas y en representación del intendente, el presidente de Concejo Deliberante, Julio Cazarré, descubrió la placa junto a la representante le-gal de la escuela, Gabriela Cuevas, y la directora Sara Paiva. También se descubrieron dos placas dedicadas a la memoria de la Hermana María del Pilar Cristiani y de Liliana Sánchez de Gauchat, quien fuera la primera directora de Nivel Inicial de ese establecimiento; tarea que estuvo a cargo de sus familiares. El padre Jorge Espíndola bendijo las placas, tras lo cual se hizo un minuto de silencio.
Logín