0
Comentar
15-07-2012 04:00hs
EN LA CAPITAL CORRENTINA SUMAN MAS DE 30
La proliferación de asentamientos, una realidad que desnuda vacíos estructurales
-
OKUPAS. En la ciudad habría cerca de 30 asentamientos como el que surgió en el Pirayuí.
Tamaño Fuente
Imprimir
0
Comentarios
Miles de correntinos viven en terrenos ajenos. El caso del Pirayuí reabre la polémica sobre necesidades insatisfechas y el reclamo de la casa propia. En los últimos años, surgieron al menos cuatro espacios de este tipo en la ciudad, y crecen de manera exponencial al no encontrar respuesta estatal.

La problemática no es nueva. En la ciudad habría cerca de 30 asentamientos donde habitan miles de correntinos que carecen de la posibilidad de acceder a la vivienda propia, y vieron en la ocupación de terrenos fiscales o privados, la única manera de obtener un techo.
El caso del Pirayuí representa sí un nuevo llamado de atención para las autoridades nacionales, provinciales y municipales porque se trataría del más grande de los últimos tiempos con más de 300 familias instaladas en el  lugar.
Esta realidad obliga a reflexionar sobre una serie de cuestiones. Por un lado, lo referido al aspecto jurídico. Los okupas reconocen que se trata de una práctica ilegal, sin embargo, también sostienen que ven vulnerado su derecho constitucional a la vivienda digna.
Desde los sectores sociales sostienen que en la mayoría de los casos son jóvenes que tiene su familia constituida, viven hacinados en las casas de sus padres, “ven en la ocupación de terrenos la única posibilidad de tener un techo para su gente”, señalaron desde el movimiento Barrios Unidos.
Debido a esta realidad, en los últimos años, se notó un notable crecimiento en el número de asentamientos de  la capital correntina.
Por ejemplo, el caso de "La Chola", donde varias familias se establecieron en terrenos que correspondían a una avenida de doble mano. Otro caso fue en el barrio Nuevo, donde desde fines de 2008 viene creciendo un asentamiento que comenzó con apenas 10 casas.
Otro surgió a mediados del año pasado, sobre calle Trento y San Francisco de Asís. Familias que asentaron en terrenos municipales, y ahora los precarios ranchos en muchos casos ya se convirtieron en construcciones más firmes.
Un caso destacable es el asentamiento ubicado por Cartagena y Tacuarí. De acuerdo a Barrios Unidos, el lugar empezó con 5 familias y hoy vive más de un centenar, “primero se habló que eran terrenos privados, pero nadie vino a reclamar, hoy ya tiene agua y electricidad”, destacaron.
Más allá de los números, se trata de un drama que golpea con mayor fuerza a los sectores más vulnerables, “los okupas, no es que quieran quedarse con los terrenos que ocupan, están dispuestos a retirarse si alguien se compromete a darle una solución”, aclaran los defensores de estos sectores desprotegidos.
¿Qué Sentís?
Registrando voto...
Compartir el voto en Facebook
Ud. ya ha votado el artículo
Noticias relacionadas
    Más de Salud & Ambiente
      Varias
        COMENTARIOS
        FACEBOOK
        Cargando comentarios...
        Cargando...
         
        CHARLA A AGENDA ABIERTA CON MONSEÑOR CASTAGNA, A DIEZ AÑOS DE LA REALIZACION DEL CONGRESO EUCARISTICO NACIONAL
        CHARLA A AGENDA ABIERTA CON MONSEÑOR CASTAGNA, A DIEZ AÑOS DE LA REALIZACION DEL CONGRESO EUCARISTICO NACIONAL
         
         
        POR JORGE EDUARDO SIMONETTI
        POR JORGE EDUARDO SIMONETTI