Asistentes sociales y mediadores siguieron ayer con el censo a las familias que se instalaron en terrenos del Pirayuí. Los actuales residentes aseguran necesitar medicamentos , frazadas  y colchones para los más pequeños.

Ayer continuó el relevamiento a los okupas del Pirayuí, y una vez finalizado podrían avanzar con el desalojo pacífico. Las familias piden asistencia para los niños.
El fiscal Buenaventura Duarte confirmó que los trabajadores sociales y los mediadores prosiguen con el censo a las personas que se instalaron en terrenos privados .
Estimó que el relevamiento para conocer la situación y necesidades de las familias llevará entre tres y cuatro días,
 "Esto podría servir al Gobierno para atender la problemática", comentó el fiscal.
 "Nosotros dijimos que íbamos a hacer este trabajo, y después se trabajará para la desocupación pacífica", sintetizó Buenaventura Duarte y agregó que "estamos esperando el informe para imputar la agente, saber quiénes son, y después se procedería al desalojo”.
Duarte aclaró que, por ahora, solicitaron a la juez la medida de no innovar para evitar que otras familias se instalen en el lugar, y se solicitó el relevamiento socio ambiental, “pero todavía no pedimos el desalojo”, aseveró.
Por otro lado, Eli, una de las mujeres que se instaló en el predio señaló que lograron que la Policía deje pasar alimentos y agua, pero aun tienen negado el acceso de otro tipo de materiales.
"No dejan pasar cosas materiales para reparar las casillas, entendemos eso, pero necesitamos que nos dejen entrar colchones y frazadas para resguardarnos del frío", sostuvo, y agregó “necesitamos que dejen entrar medicamentos para los niños”.

¿Qué Sentís?

    Compartir el voto en Facebook
    Ud. ya ha votado el artículo

    + Derechos Humanos

    Tapas del día
    Suplementos
    Columnistas