0
Comentar
03-08-2012 04:00hs
ES LA SEGUNDA JURISDICCION CON MAYORES REGISTROS
Corrientes, con alta tasa de mortalidad infantil en el país
-
PRESTACIONES. En la provincia se realizaron más de 448 mil prestaciones a través del Plan Nacer para contribuir a reducir las tasas .
Tamaño Fuente
Imprimir
0
Comentarios
Según los últimos registros de la cartera sanitaria nacional, en la Provincia cada mil niños nacidos vivos, mueren 16 menores de un año. El 79 por ciento de los fallecimientos se producen antes del parto. En el Norte argentino los registros se redujeron un 24 por ciento.

Se considera mortalidad infantil cuando afecta a un menor de un año. Corrientes es la segunda jurisdicción del país con mayor tasa, que es de 16,8 puntos.
Esto significa que de cada mil niños nacidos vivos en un año, mueren 16, según los últimos datos publicados este año por la Dirección de Estadísticas e Información en Salud y que se corresponden con 2010.
La primera jurisdicción con mayor índice es la vecina Formosa, con 17,8 puntos. Catamarca se ubica tercera con 15,4. Mientras que la media nacional es de 11,4.
Son varios los factores que influyen en el deceso de menores de un año y pueden ser biológicos, demográficos, socio-económicos, culturales, ambientales, de atención de la salud y geográficos.
Esto difiere según la edad en que se produce el deceso. En el caso de la mortalidad neonatal, prevalecen factores vinculados con las condiciones congénitas, así como los relacionados con la atención de la salud, ya sea el de la madre, controles de embarazadas, la asistencia en el momento del parto y del niño durante los primeros días de vida.
En Corrientes, el 79 por ciento de los fallecimientos de menores de un año se producen antes del parto. Es decir que, de acuerdo a los registros oficiales, en 2010 hubo 273 fallecimientos neonatales y 72 postneonatal. En este último caso tienen mayor impacto las condiciones ambientales y socio-económicas, según estipula el apartado técnico del informe del organismo dependiente de la cartera sanitaria nacional.
En ese sentido, ninguna jurisdicción del país presenta mayor tasa de mortalidad postnatal en relación a la tasa de defunciones neonatal. En Argentina, en un año nacieron vivos más de 700 mil niños (en Corrientes 20.477). En ese periodo, casi seis mil murieron antes del alumbramiento y otros tres mil después.
La tasa de mortalidad infantil fue descendiendo paulatinamente. De acuerdo con datos de la cartera sanitaria, entre 2004 y 2010 se redujo  un 17 por ciento a nivel país y un 24 por ciento en las provincias del Norte, pasando de 14,3 fallecimientos por cada mil nacidos vivos, a 11,9 muertes por cada mil nacidos vivos en el primer caso, y de 18,7 por cada mil nacidos vivos a 14,2 por cada mil nacidos vivos para la región anteriormente nombrada.
La brecha entre la tasa de mortalidad infantil del Norte y la tasa nacional bajó a la mitad, es decir un 48 por ciento en igual período. Esto significa 4,4 en 2004 a 2,3 en 2010.
Al respecto, el viceministro de Salud de la Nación, Máximo Diosque, señaló  que “la tasa de mortalidad infantil viene disminuyendo año a año en la Argentina, pero más importante todavía es que la brecha entre la tasa de mortalidad del Norte del país y la tasa nacional disminuyó un 50 por ciento en los últimos ocho años, tras la implementación del Plan Nacer”.
El funcionario relacionó el descenso de los registros con la implementación del seguro de salud. “Desde sus inicios, el Plan Nacer ha sido un hito en lo que hace a las políticas públicas en materia de salud, ya que ha generado el compromiso de los gobiernos provinciales en el alcance de metas de reducción de mortalidad infantil y materna que implican mayor desembolso de financiamiento a partir de buenos resultados, lo que se conoce como pago por desempeño”, indicó.
¿Qué Sentís?
Registrando voto...
Compartir el voto en Facebook
Ud. ya ha votado el artículo
Noticias relacionadas
    Más de Salud & Ambiente
      Varias
        COMENTARIOS
        FACEBOOK
        Cargando comentarios...
        Cargando...
         
        POR ROBERTO CAPARA
        POR ROBERTO CAPARA