0
Comentar
17-08-2012 04:00hs
POR VICTOR SUGASTTI
Osvaldo Forti, una vida dedicada al deporte
-
GIMNASIO. EN SU PROPIA CASA, FORTI SIGUE PRACTICANDO BOXEO CON 75 AÑOS DE EDAD.
Tamaño Fuente
Imprimir
0
Comentarios
Nació en la provincia de Buenos Aires. Desde los 13 años práctica el boxeo. En 1974 llegó a Corrientes como integrante de Gendarmería Nacional y ya no pudo esquivar el payé. Fue boxeador, segundo, árbitro y jurado. Hoy quiere colaborar con su experiencia para el renacer del deporte de los puños en la provincia.
APASIONADO DEL BOXEO
Apasionado por el boxeo, más precisamente por el arbitraje, sostuvo que lo ejercerá “hasta que me muera”. Así se presentó Osvaldo Forti, quien se afincó en Corrientes hace bastante tiempo. Nació hace 75 años en Castelli (Buenos Aires). Fue gendarme, boxeador, jurado y árbitro. Un estudioso de las reglas del boxeo y además poeta. Publicó prosa y poesía en diversos medios de difusión.
Está casado con María Esther Sánchez, oriunda de Neuquén, y tiene dos hijos. “Daniel que es ingeniero y Adriana Analía que es kinesióloga. Aparte es atleta libre, hace un par de meses corrió una maratón en Buenos Aires, en categoría 40 a 49 años y ganó. Daniel salió campeón con Regatas en voley en Entre Ríos, además fue ternado en varias ocasiones por el Círculo de Periodistas Deportivos de la Provincia”, dice con orgullo Osvaldo al referirse a su familia.
Después pasó a contar cómo llegó a Gendarmería Nacional. “Nací en Castelli pero me crié en Chascomus y a los 23 años me incorporé como gendarme. Gendarmería tenía recién 22 de existencia en ese entonces. Conocía la fuerza y la amé como amo a mi esposa. Hasta hoy, cuando voy a los actos me emociono. Hace 25 años que dejé la fuerza pero en realidad siento que nunca me fui”.
Con la fuerza de seguridad comenzó a recorrer el país hasta que llegó a Corrientes. “Presté servicios en Río Turbio, Jesús María, (Córdoba), Chilecito (La Rioja), San Carlos de Bariloche, Fiambalá (Catamarca), y por último -el payé pudo más- y me quedé en Corrientes definitivamente. Es increíble pero cierto, intenté irme pero no pude y al final me gustó el lugar, su gente y no me fuí más”.
Recuerda que “nosotros fuimos los primeros gendarmes que arribamos a Corrientes, cuando la sección funcionaba por calle San Lorenzo al 700. Llegué con el grado de Sargento y ascendí a Suboficial Mayor”.
Su amor por el boxeo dio inicio desde muy temprana edad. “A los 13 años comencé a boxear y hasta el día de hoy no dejo el deporte, siempre lo practico. Tengo un gimnasio completo en mi casa, con todos los elementos. Aunque oficialmente dejé de combatir -siempre en el plano amateur- a los 28, con 83 combates en mi haber”.
Luego se definió como un “boxeador aguerrido, de fuerte pegada, y de buen desplazamiento y excelente defensa. Predico y pongo en práctica aquello de que el arte del boxeo es pegar y no dejarse pegar. Y, por supuesto, respetar al rival”.
Dentro del deporte de “los puños” hizo de todo. “Fui masajista, segundo, jurado y árbitro. Para ello me preparé, estudié. Siempre tengo el reglamento a mano. Siempre estoy al tanto de las últimas reglas”.
Su desembarco a la provincia se dio a mediados de la década del ‘70, en un momento de esplendor del boxeo en la ciudad. “A Corrientes llegué en el año ‘74 y viví la época de oro del box en el club Córdoba, aquella de los hermanos Ibarra, Oscar Campagna, Ricardo Arce, “Pomelo” Centurión, “Tortín” Benítez”.
Por el recorrido que tuvo, acumuló miles de particulares historias. “Recuerdo que una vez a días de una pelea, “Tortín” necesitaba un sparring, porque no pudo llegar al que habían contratado y me ofrecí. Nunca me arrepentí tanto. Hicimos tres rounds y durante tres meses no pude respirar de un golpe en las costillas. Pegaba como una mula. Pero me aguanté callado”.
En esos años, “como era boxeador hice guantes con casi todos y como era un estudioso del tema, el Dr. Aldabe me nombró asesor técnico. Había tantos y tan buenos boxeadores en ese momento que tenían que tomar turnos en diferentes horarios”.
El propio Forti se hace varias preguntas: “¿Donde están los centenares de boxeadores que hubo acá ? ¿Por qué no se reúnen y crean una Escuela de Boxeo? ¿Por qué no vuelcan todo lo aprendido en formar boxeadores que seguro habrá muchos tapados? ¿Por qué los empresarios no generan un “Campeonato Guantes de Oro” para aficionados? Estoy seguro que verán cómo salen boxeadores”.
Para reflotar la actividad se necesita voluntad y compromiso de las partes. “Corrientes siempre se caracterizó por la valentía de sus hombres. El Gobierno provincial, la Municipalidad deberían tomar esta idea y ponerla en práctica. La Subsecretaría de Deportes debería invitar a ex boxeadores a una mesa redonda de donde saldrán ideas positivas. Yo estoy a disposición para colaborar. Espero que la idea prenda. Lo dice alguien que le dio todo al boxeo y que todavía hoy puede aportar su experiencia”.

VICTOR SUGASTTI
deportes@el-litoral.com.ar
¿Qué Sentís?
Registrando voto...
Compartir el voto en Facebook
Ud. ya ha votado el artículo
Noticias relacionadas
    Más de El Deportivo
      Varias
        COMENTARIOS
        FACEBOOK
        Cargando comentarios...
        Cargando...
         
        POR JORGE SIMONETTI
        POR JORGE SIMONETTI
         
         
        TRUCO Y RETRUCO, MAS SEDICIOSO SOS VOS
        TRUCO Y RETRUCO, MAS SEDICIOSO SOS VOS