El grupo ruso de punk Pussy Riot fue hallado culpable de vandalismo motivado por odio religioso y fue sentenciado a dos años de cárcel.
El motivo de la denuncia fue el show que realizaron en una protesta en el altar de una de las catedrales más importantes de Moscú.
En ese acto del 21 de febrero, llamado como "rezo punk", el trío hizo críticas muy fuertes al presidente Vladimir Putin.
Para la jueza Marina Syrova, que anunció la sentencia, "las acusadas eran conscientes de la naturaleza insultante de sus acciones y de su actuación".
"Su intención era atraer la atención del público y crear una amplia resonancia, no sólo insultando a los empleados de la catedral, sino a toda la sociedad, e infringieron daños y ofensas a los fieles de amplio alcance".
Este viernes, muchas personas reclamaron frente al edificio del Tribunal entre los que se encontraban líder opositor Serguei Udalzov y al ex campeón mundial del ajedrez Gari Kasparov.
Además, distintas organizaciones de derechos humanos se manifestaron en contra y colegas como Madonna, Paul McCartney y Björk defendieron a Pussy Riot.

¿Qué Sentís?

    Compartir el voto en Facebook
    Ud. ya ha votado el artículo

    + Internacional

    Tapas del día
    Suplementos
    Columnistas