0
Comentar
15-09-2012 04:00hs
ADVIERTEN PERDIDA DE RENTABILIDAD
La Fecorr coincide con la declaración de la Came sobre crisis regionales
-
ADVERTENCIA. Feccor está de acuerdo con el hecho de que hay una crisis regional.
Tamaño Fuente
Imprimir
0
Comentarios
La entidad empresarial  respaldó un documento que pone en evidencia los problemas que enfrentan las economías de cada región.
La Federación Empresarial de Corrientes (Fecorr) se expresó de acuerdo con  la “Declaración sobre Economías Regionales”, a través de la cual más de 200 entidades agropecuarias nucleadas en Came piden que además de atenderlas las 2entiendan para enfrentar la crisis de las economías regionales”.
En dicha declaración se destaca que el 57,5% de las explotaciones agropecuarias del país están en dificultades económicas tras la pérdida de rentabilidad que vienen sufriendo las economías regionales, golpeadas por el incremento de los costos internos y la persistencia de un tipo de cambio desfasado. El problema se presenta en casi toda la zona extra pampeana, y ya afecta a 156 mil explotaciones agropecuarias del país, donde trabajan más de 890 mil personas en forma permanente y transitoria.
Plantean que las economías regionales necesitan recuperar la rentabilidad perdida. La realidad muestra una situación sumamente crítica: miles de producciones agropecuarias están en dificultades económicas y precisan que las entiendan, no sólo que las atiendan.
Según dijeron en la declaración, tras 8 años de crecimiento y desarrollo tecnológico del sector y con la firme convicción de que tanto lo público como lo privado deben continuar trabajando mancomunadamente, las Economías Regionales solicitan profundizar el diálogo con el propósito de articular políticas de manera conjunta. 
¿Qué Sentís?
Registrando voto...
Compartir el voto en Facebook
Ud. ya ha votado el artículo
Noticias relacionadas
    Más de Gremial/Laboral
      Varias
        COMENTARIOS
        FACEBOOK
        Cargando comentarios...
        Cargando...
         
        POR ROBERTO CAPARA
        POR ROBERTO CAPARA