0
Comentar
18-09-2012 04:00hs
DENUNCIAN A LA CUIDADORA
Hospitalizaron a niño de dos años con importantes lesiones por maltrato
-
Tamaño Fuente
Imprimir
0
Comentarios
El pequeño vivía con la prima de su madre, cuyo paradero se desconoce. En el Juzgado de Menores Nº 2 confirmaron que levantaron cargos penales contra la cuidadora. La abuela del nene contó a los medios de prensa que cuando lo encontró el niño presentaba golpes en todo el cuerpo y que intentaban taparlo con maquillaje.
Elsa Alvarez denunció a la cuidadora de su nieto de dos años, quien sufrió graves lesiones a causa de constantes maltratos físicos. La mujer indicó que el nene vive en el barrio Pío X con la prima de su madre, cuyo paradero se desconoce. La Justicia investiga el hecho, mientras que el pequeño permanece internado en el Pediátrico "Juan Pablo II".
La denuncia fue radicada por la abuela del nene en la tarde del sábado, tras haber notado que el niño presentaba golpes en su cuerpo. "Fui a un cumpleaños que había en el barrio y esta mujer no trajo a mi nieto. Entonces le dije a uno de sus hermanos más grande que vaya a buscarlo. No sé cómo pero lo mandó al cumpleaños. Estaba todo pintado, maquillado, con gorra y mangas largas. Era para que yo no lo vea, pero cuando lo empecé a mirar me di cuenta de los golpes que tenía", relató la mujer en una entrevista radial.
Tras la presentación judicial, esa misma tarde intervino el Juzgado de Menores Nº 2 que solicitó un examen médico. "Los pediatras advirtieron que las lesiones eran muy graves, estaban muy conmocionados", informó a El Litoral la jueza de Menores Irma Domínguez. Los indicios coinciden con un maltrato crónico. "Hay fracturas, presenta callos óseos, es decir fracturas que se sanaron solas, y signos visibles de lesiones recientes", dijo a radio Dos el director del Hospital Pediátrico, Alberto Braverman.
El paciente ingresó al centro de salud el pasado fin de semana y estuvo bajo la observación de los especialistas. Las autoridades informaron que no requirió una intervención quirúrgica, no así, presentaba lesiones óseas. El nene, no obstante, permanece internado. "Verdaderamente es un caso que nos impacta", expresó el profesional.
Hace aproximadamente un año y tres meses el niño vivía con una cuidadora de hecho, ya que ésta no poseía la custodia legal del menor. El paradero de su madre aún es desconocido y su padre está alojado en la Unidad para Procesados Nº 6 en la localidad de San Cayetano. Su abuela paterna manifestó su deseo de obtener la tenencia de su nieto.
La jueza Domínguez, por su parte, confirmó que se levantaron cargos penales contra la mujer por lesiones graves contra el menor. La Fiscalía de turno investiga el caso.
No sería la primera vez que vinculan a la implicada con hechos de violencia doméstica. "Es una mujer que ya tiene antecedentes por esto, porque golpeaba a una hija. Los vecinos me decían que lo saque de ahí, pero nunca pensé que iba a llegar a esto. Mi ex nuera la dejó con esa señora que era su prima. Y mi hijo está detenido hace casi un año", contó Alvarez a un medio radial.
La magistrado, no obstante, explicó a este diario que, si bien se puede denunciar el maltrato físco, en el país no está penado el abandono o la entrega de hecho de un menor. "En abril la Corte Interamericana recomendó a Argentina que penalice el abandono de un progenitor. Actualmente no tiene incidencias penales, sólo en la patria potestad", detalló la letrado e indicó que muchas veces, como en este caso, los familiares directos no solicitan la tenencia por desconocimiento de las normas ya que a su abuela le correspondería contar con guarda legal del menor.

¿Qué Sentís?
Registrando voto...
Compartir el voto en Facebook
Ud. ya ha votado el artículo
Noticias relacionadas
    Más de Policiales
      Varias
        COMENTARIOS
        FACEBOOK
        Cargando comentarios...
        Cargando...
         
        POR DR. LEÓN HORACIO GUTNISKY
        POR DR. LEÓN HORACIO GUTNISKY
         
         
        ROBERTO CAPARA
        ROBERTO CAPARA
         
         
        POR JORGE EDUARDO SIMONETTI
        POR JORGE EDUARDO SIMONETTI