ellitoral.com.ar
Curuzú: Nación auditó las obras de la nueva planta de reciclaje

Curuzú: Nación auditó las obras de la nueva planta de reciclaje

En el marco del proyecto Plamares (Planta de manejo de residuos) se están ejecutando en Curuzú Cuatiá las obras para las nuevas instalaciones. Esto es financiado por la Secretaría de Ambiente de la Nación, que envió un profesional que ayer auditó el avance de los trabajos. Además de destacar que se están cumpliendo con los plazos establecidos, dio algunas precisiones sobre cuándo se irían complementando las diferentes etapas.
Precisamente durante su visita a la ciudad, el auditor Gustavo Blanco manifestó a El diario de Curuzú: “Estamos realizando una inspección ocular del progreso de los trabajos que realmente es un buen porcentaje de los ítemes planificados y supera lo estimado”.
Tras lo cual precisó que “se está finalizando la etapa de la planta de separación, los patios de acopio de materiales y hormigonando la futura balanza electrónica para el pesaje de residuos”. Al mismo tiempo admitió que “estamos planificando pedir en breve una ampliación de fondos para el presupuesto del año que viene, que nos permitirá aumentar la superficie de la planta de separación, incorporar más maquinarias y mejorar la tecnología”.
Destacando en este punto al portal de noticias de Curuzú que en Plamares “se prevé la incorporación de una planta de bio gas al compostaje que le dará energía al complejo, que la convertirá en única en el país”.
Aclarando que por ahora lo más inmediato sería la culminación “de la plataforma para el compostaje, que estaría lista  para la primera semana de enero del año que viene”.
Seguidamente  añadió que “para el 2013 se proyecta avanzar con la impermeabilización del relleno sanitario e iniciar con el hormigonado para la planta de tratamiento de líquidos lixiviados”. Y también aclaró, ante la consulta de El diario de Curuzú, que no está previsto que el nuevo complejo trate residuos patológicos, aunque no descartó esa posibilidad.
Indicando sobre esto que tal vez se podría gestionar y ver si es viable. Subrayó que de sumarse eso, se estaría tratando el cien por ciento de los residuos que se generan en la población curuzucuateña.
¿Te gustó la nota?
Comentarios

Curuzú: Nación auditó las obras de la nueva planta de reciclaje

INSTALACIONES. Curuzú Cuatiá prevé para fines del año próximo contar con nueva sede para el tratamiento de desechos.
En el marco del proyecto Plamares (Planta de manejo de residuos) se están ejecutando en Curuzú Cuatiá las obras para las nuevas instalaciones. Esto es financiado por la Secretaría de Ambiente de la Nación, que envió un profesional que ayer auditó el avance de los trabajos. Además de destacar que se están cumpliendo con los plazos establecidos, dio algunas precisiones sobre cuándo se irían complementando las diferentes etapas.
Precisamente durante su visita a la ciudad, el auditor Gustavo Blanco manifestó a El diario de Curuzú: “Estamos realizando una inspección ocular del progreso de los trabajos que realmente es un buen porcentaje de los ítemes planificados y supera lo estimado”.
Tras lo cual precisó que “se está finalizando la etapa de la planta de separación, los patios de acopio de materiales y hormigonando la futura balanza electrónica para el pesaje de residuos”. Al mismo tiempo admitió que “estamos planificando pedir en breve una ampliación de fondos para el presupuesto del año que viene, que nos permitirá aumentar la superficie de la planta de separación, incorporar más maquinarias y mejorar la tecnología”.
Destacando en este punto al portal de noticias de Curuzú que en Plamares “se prevé la incorporación de una planta de bio gas al compostaje que le dará energía al complejo, que la convertirá en única en el país”.
Aclarando que por ahora lo más inmediato sería la culminación “de la plataforma para el compostaje, que estaría lista  para la primera semana de enero del año que viene”.
Seguidamente  añadió que “para el 2013 se proyecta avanzar con la impermeabilización del relleno sanitario e iniciar con el hormigonado para la planta de tratamiento de líquidos lixiviados”. Y también aclaró, ante la consulta de El diario de Curuzú, que no está previsto que el nuevo complejo trate residuos patológicos, aunque no descartó esa posibilidad.
Indicando sobre esto que tal vez se podría gestionar y ver si es viable. Subrayó que de sumarse eso, se estaría tratando el cien por ciento de los residuos que se generan en la población curuzucuateña.
Logín