0
Comentar
28-03-2013 11:46hs
EN FAMILIA >>>>
Un libro que explica la sexualidad a los más chicos
-
Tamaño Fuente
Imprimir
0
Comentarios
La sexualidad explicada para niños con humor, ingenio y calidez es el desafío de ¿Qué es esto?, un libro de Cecilia Blanco y Daniel Löwy que bucea por los rincones del tema que más tabúes y prejuicios supone a la hora de encarar un diálogo entre chicos y grandes.
Publicado por Uranito, ¿Qué es esto?, con textos de Blanco e ilustraciones de Löwy, propone reflexionar entre niños y adultos respecto a la sexualidad, entendida como un todo que supera el mero acto de concebir e incluye contenidos claves como el cuidado del cuerpo, la diversidad sexual, el desarrollo corporal, el VIH-Sida y los métodos anticonceptivos.
"Todo lo que se editaba en Argentina para chicos de hasta 8 años —cuenta la autora — era referido al nacimiento. Queríamos plantear una mirada de la sexualidad más amplia y alejada del eje del embarazo, que es de las primeras aproximaciones con la sexualidad pero no la única".
¿Qué es lo que tengo aquí abajo?, ¿Qué les pasó? (en referencia al desarrollo del cuerpo en la pubertad), ¿Cómo entró el bebé en la panza?, ¿Varones con varones, mujeres con mujeres?, ¿Hacen el amor o hacen bebés? son algunas de las preguntas que se perfilan en este volumen pensado para debatir y compartir en familia.
Es que como explica Blanco, acerca de la sexualidad en la niñez "hay mucha carga negativa, tabú y valores que los adultos, sin querer, transmiten y esto condiciona a los chicos. Con el libro queremos alivianar, naturalizar e incorporar este tema entre tantos otros que hacen a la infancia".
De ahí que dar respuestas pero también generar preguntas es el desafío de esta publicación informativa: "Tratamos de ser lo más objetivos posible pero con calidez, cercanía, sensibilidad. Brindar información para que después los adultos completen la otra parte con sus valores y formas de percibir el mundo, como un diálogo", considera la autora.

Como un juego
De carácter explicativo pero lejos de un tono enciclopedista y biologicista, el libro —cuya edad sugerida abarca de las primeras preguntas hasta la pubertad— busca abrir espacios de conversación desde el humor y la cotidianeidad. "Reírnos de cosas que son tonterías como que a los bebés los traen las cigüeñas", dice Blanco.
Con un tono lúdico e inmediato, las imágenes que completan el libro son pauta fundamental para encarar el tema. Así, pequeños guiños para el adulto (diferentes tonalidades de piel, cabellos y tamaños) se alejan de los estereotipos y empujan a una mirada menos discriminatoria de varones y mujeres, lo cual hace eco silencioso en los más chicos.
La sexualidad ligada al amor, y no únicamente a la concepción, es otro de los puntos que toca el libro. Porque, explica la autora, "a los adultos el tema de los vínculos les resulta más incómodo para charlar. Queríamos mostrar que la sexualidad y los sentimientos van juntos".
 Y así también emerge la cuestión de género: "Queríamos desplazar a la madre asociada a la maternidad. La mujer, la madre, es una persona que al igual que un hombre tiene sexualidad", recalca Blanco, periodista especializada en área infantil y escritora de cuentos y textos informativos para los más chicos.

Para vincularse
Con el propósito de compartir y empujar al diálogo, el libro, opina la autora, "está pensado para que exista un mediador adulto: padre, madre, abuelos, hermanos, tíos. La aspiración es que le acerquen el material al niño y éste ingrese por donde quiera, que el adulto no lo presione y que en una segunda instancia las preguntas aparezcan naturalmente".
En ese sentido, advierte Blanco, "si los chicos preguntan por algo y el adulto responde con la cara colorada se cierra un canal. «Vos sos chico» es también una respuesta que viene de la incomodidad y no sirve: lo que no decimos, el año se entera por otro lado y se entera mal".
"Hablar de sexualidad —refuerza— no implica acelerar o motivar el proceso, eso es algo natural en cada uno, ya lo explicó Freud. Y la desinformación hace que el chico sea más vulnerable, tenga mayores temores y no sepa lo que está pasando".
Por eso, resume Blanco, "más allá de los valores morales la sexualidad es una realidad que existe. No podemos negarles la información a los chicos. Al contrario, los niños más informados son los que más se cuidan".

¿Qué Sentís?
Registrando voto...
Compartir el voto en Facebook
Ud. ya ha votado el artículo
Noticias relacionadas
    Más de Padres Hoy
      Varias
        COMENTARIOS
        FACEBOOK
        Cargando comentarios...
        Cargando...
         
        POR ROBERTO CAPARA
        POR ROBERTO CAPARA