Maia, de 6 años, llevaba más de dos con el corazón artificial, que sigue asistiendo al niño correntino y a otros dos pequeños más.  Este es el segundo trasplante cardíaco infantil que se concreta en 20 días en el Garrahan, después de más de 10 meses sin operaciones por falta de donantes. 

Una de las niñas que estaba conectada al Berlin Heart, el corazón artificial que mantiene con vida a Renzo Antonelli, fue trasplantada ayer. La aparición de un nuevo donante de órganos renovó las esperanzas de la familia del pequeño correntino, que está internado en el Hospital Garrahan de Buenos Aires desde el año pasado. 
El de ayer fue el segundo trasplante cardíaco  que se realizó en el Garrahan, tras más de 10 meses sin este tipo de intervenciones por falta de donantes. La niña que fue operada llevaba más de dos años conectada al corazón artificial. 
La noticia de la aparición del donante para Maia, una niña de 6 años oriunda de la provincia de Buenos Aires, revolucionó a la familia de Renzo. “Estamos felices, sin poder dormir y llenos de alegría”, contó ayer a El Litoral el abuelo del pequeño, Jorge Ramos. 
La operación de Maia se suma a la de Anita, una niña chaqueña que también estaba conectada al Berlín y que fue operada hace menos de un mes. “Ahora resta que aparezcan los corazones para Renzo, Seba y Juli, que son los 3 que quedan con el Berlin”, detalló Jorge. 
El abuelo de Renzo destacó que la aparición de dos donantes consecutivos en un plazo de 20 días demuestra que el mensaje a favor de la donación está llegando a la sociedad. “Los donantes llegaron después de más de 10 meses sin trasplantes de corazón en el Garrahan”, resaltó. 
Cabe recordar que Renzo lleva más de 7 meses conectado al corazón artificial y recientemente se recuperó de una afección respiratoria.

¿Qué Sentís?

    Compartir el voto en Facebook
    Ud. ya ha votado el artículo

    + Salud & Ambiente

    Tapas del día
    Suplementos
    Columnistas