Mientras se prepara para continuar avanzando hacia Río de Janeiro, el peregrino por la donación de órganos, Alberto Pérez recibió ayer la visita de los abuelos de Renzo Antonelli, el niño que espera por un corazón. Conmovidos por el trasplante exitoso que benefició a una de las niñas conectadas al corazón artificial, renovaron las esperanzas de que pronto llegue el órgano para el pequeño correntino. 
El encuentro entre la familia de Renzo y el joven chaqueño que planea recorrer a pie más de 2000 kilómetros, fue en la ciudad de Posadas. Desde allí, Alberto tiene previsto continuar avanzando hasta llegar al límite con Brasil.
Uno de los objetivos de la peregrinación de Alberto es difundir la importancia de la donación de órganos y pedir que haya más actos solidarios de este tipo. La noticia del trasplante de Maia, una de las nenas que estaban internadas junto a Renzo en el hospital Garrahan, llenó de alegría a la familia del niño y al peregrino. 
Este fue el segundo trasplante cardíaco que se realizó en el hospital en menos de 20 días, tras más de 10 meses sin operaciones de este tipo por falta de donantes. 

¿Qué Sentís?

    Compartir el voto en Facebook
    Ud. ya ha votado el artículo

    + Sociedad

    Tapas del día
    Suplementos
    Columnistas