Este año la 113ª Peregrinación de San Luis a Itatí tiene como visitantes especiales a los tres mexicanos que, con la intención de estrechar lazos de fraternidad y de devoción en San Luis Rey de Francia, trajeron una imagen de la Nuestra Señora de Guadalupe, y se prepararon en forma espiritual y física para afrontar el desafío de marchar más de 50 kilómetros.
En este sentido, uno de los peregrinos del país norteamericano, José Omar García, comentó a El Litoral que “me preparé espiritual y físicamente para caminar, respecto de lo primero porque esto se trata de algo de la fe, del contacto con Dios, y también tuve que hacerlo en lo que tiene que ver con el esfuerzo físico”.
Mientras que su madre, Conchita Hernández, lo hará en una carreta, y portará la imagen de la Guadalupana, acompañadas por el fervoroso pueblo sanluiseño. Ella ya lo hizo el último miércoles en el trayecto entre Capital y San Luis, una vez llegados a la provincia.
El tercero que conforma esta delegación es el músico Mario Vega. Al respecto, García señaló que “hace un repertorio de ranchera o de mariachi y desde que llegó interpretó la canción la Guadalupana, que es el himno a esta advocación más conocido”. En tanto que tal como se informó en la edición de ayer, indicó que “preparó unos chamamés en honor a la Virgen para poder cantarle una vez que lleguemos a Itatí”.

¿Qué Sentís?

    Compartir el voto en Facebook
    Ud. ya ha votado el artículo

    + Interior

    Tapas del día
    Suplementos
    Columnistas