0
Comentar
18-07-2013 08:11hs
El Papa, el perdón de los pecados y Twitter
-
Tamaño Fuente
Imprimir
0
Comentarios
En los últimos días se han difundido noticias confusas que, en sus titulares, dicen algo así como “El Papa Francisco perdonará los pecados vía Twitter”. Desde algunos sitios relacionados con el Vaticano, aclaran de que se trata.
Con motivo de la Jornada Mundial de la Juventud de Rio de Janeiro (Brasil, 22 al 28 de julio), el Papa Francisco concederá a los fieles indulgencias especiales. Esto mismo hicieron también sus predecesores en otras Jornadas Mundiales.

La novedad reside en que también podrán obtener estas indulgencias los fieles que no puedan asistir a los actos en Brasil, pero que participen espiritualmente en las sacras funciones a través de la televisión, la radio o LOS NUEVOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN SOCIAL (por ejemplo, Internet) mediante las transmisiones en directo. Como verán, de ahí a decir que el Papa perdonará los pecados por Twitter hay mucha diferencia.
 Según publica en facebook News.va.es, el arzobispo Mons. Claudio Maria Celli, presidente del Pontificio Consejo para las Comunicaciones Sociales y de News.va, explica: “No basta asistir on line a la misa de Rio, seguir al Papa Francisco en el propio IPad, teléfono u ordenador: éstos son solo instrumentos a disposición de la fe. Lo que cuenta realmente es que estas transmisiones produzcan auténticos frutos espirituales en el corazón de cada uno. Es entonces cuando la persona que asiste a los actos lejos de Brasil se siente implicada, participa verdaderamente a la JMJ y obtiene el don de la indulgencia”.

¿QUÉ ES LA INDULGENCIA Y CÓMO OBTENERLA?

Aclaramos que la indulgencia es “la remisión ante Dios de la pena temporal por los pecados, ya perdonados, en cuanto a la culpa, que un fiel dispuesto y cumpliendo determinadas condiciones consigue por mediación de la Iglesia” (Catecismo de la Iglesia Católica). Es decir, CON LA INDULGENCIA NO SE PERDONAN LOS PECADOS: LOS PECADOS SE PERDONAN EN EL SACRAMENTO DE LA CONFESIÓN. Pero aunque los pecados sean perdonados en este sacramento, queda aún la llamada “pena temporal”. Esta pena ha de purgarse en esta vida o en la otra (en el purgatorio), para que el fiel cristiano quede libre de los rastros que el pecado ha dejado en su vida. La indulgencia es un perdón gratuito de estas penas temporales.

Durante la Jornada Mundial de la Juventud, los jóvenes y todos los fieles adecuadamente preparados obtendrán la INDULGENCIA PLENARIA (el perdón de toda la pena temporal), una vez al día y con las condiciones habituales (confesión sacramental, comunión eucarística y oración por las intenciones del Papa), aplicable por ellos mismos o por las almas de los fieles difuntos, si participan en los ritos y ejercicios píos que tengan lugar en Río de Janeiro. Veamos con más detalle las condiciones, tal y como las especifica la Penitenciaría Apostólica Vaticana:

La indulgencia plenaria sólo se puede obtener una vez al día. Pero, para conseguirla, además del estado de gracia, es necesario que el fiel:

- tenga la disposición interior de un desapego total del pecado, incluso venial;
- se confiese sacramentalme?te de sus pecados;
- reciba la sagrada Eucaristía (ciertamente, es mejor recibirla participando en la santa misa, pero para la indulgencia sólo es necesaria la sagrada Comunión);
- ore por las intenciones del Papa.

Es conveniente, pero no necesario, que la confesión sacramental, y especialmente la sagrada Comunión y la oración por las intenciones del Papa, se hagan el mismo día en que se realiza la obra indulgenciada; pero es suficiente que estos sagrados ritos y oraciones se realicen dentro de algunos días (unos veinte) antes o después del acto indulgenciado. La oración por las intenciones del Papa queda a elección de los fieles, pero se sugiere un «Padrenuestro» y un «Avemaría». Para varias indulgencias plenarias basta una confesión sacramental, pero para cada indulgencia plenaria se requiere una distinta sagrada Comunión y una distinta oración por las intenciones del Santo Padre.

Los fieles con impedimento legítimo (quienes no pueden estar presentes en Rio por causas razonables) podrán obtener la indulgencia plenaria si -con las habituales condiciones espirituales, sacramentales y de oración, con el propósito de fidelidad al Papa- participan espiritualmente en las sacras funciones en los días establecidos mientras éstas tienen lugar, a través de la televisión y la radio o con los nuevos medios de comunicación social.

Se concede la INDULGENCIA PARCIAL (el perdón de una parte de la pena temporal) a los fieles, en cualquier lugar en el que se encuentren durante dicho encuentro, siempre que con ánimo contrito recen a Dios, concluyendo con la oración oficial de la Jornada Mundial de la Juventud e invoquen a la Bienaventurada Virgen María, Reina de Brasil, bajo el título de “Nuestra Señora de la Concepción Aparecida”, además de a los otros patronos e intercesores del mismo encuentro, para que impulsen a los jóvenes a que se refuercen en la fe y a llevar una vida santa.
¿Qué Sentís?
Registrando voto...
Compartir el voto en Facebook
Ud. ya ha votado el artículo
Noticias relacionadas
    Más de Tradición & Religión
      Varias
        COMENTARIOS
        FACEBOOK
        Cargando comentarios...
        Cargando...
         
        POR ROBERTO CAPARA
        POR ROBERTO CAPARA