0
Comentar
06-10-2013 04:00hs
POR CYNTHIA CASCO
“Tenemos que gobernar para los más pobres porque los ricos se arreglan solos”
-
“Voy de buzo y zapatillas a trabajar casi todos los días y lo seguiré haciendo después que asuma como intendente, caso contrario, dejaría de ser yo”.GERARDO HORARIO BASSI. Nacimiento: 9 de septiembre de 1955. Profesión: Profesor de Educación Física. Esposa: María Leonor Muniagurria. Hijos: María Verónica, Gerardo, Néstor, Marcos y Lucas. Nietos: Homero, Lorenzo, Amanda, Pedrito, Lautaro y Ana Clara.
Tamaño Fuente
Imprimir
0
Comentarios
A los 50 años fue director de Deportes, por estos días ejerce la viceintendencia pero desde el 10 de diciembre será el nuevo jefe comunal tras ganar los comicios por más del 50% de los votos. Habló sobre su relación con Osella, de cómo proyecta mejorar la calidad de vida de los goyanos, la preservación del patrimonio, las megaobras y de la necesidad de crear puentes de consenso.

GERARDO BASSI, INTENDENTE ELECTO DE GOYA
Por más del 55%, el pasado 15 de septiembre Gerardo Bassi fue electo intendente de Goya en compañía de quien será su vice: Darío Zapata. En diálogo con El Litoral se refirió a cuestiones políticas y sociales, pero especialmente a la necesidad de generar puentes y evitar las trincheras. La palabra “nosotros” fue una constante en sus respuestas y asegura que eso se transformará en trabajo conjunto.

¿Su actividad política tiene origen en una herencia familiar o responde a algún otro motivo?
 Básicamente, siempre me ha gustado, desde muy chico. Y a eso se suma que tenía un tío, Rubén Bassi, papá del actual senador, que cuando éramos niños y adolescentes nos hablaba mucho de la Doctrina, de Perón, de Evita. Es alguien a quien he querido muchísimo. El nos dio las primeras reglas básicas de la igualdad de oportunidades, de una sociedad justa. Guardo desde niño recuerdos y relatos de ese tío.
Sin embargo, recién cuando cumplí 50 años, ingresé a la función pública y fue cuando Rubén me plantea hacerme cargo de la Dirección de Deportes de la Municipalidad. Acepté ese ofrecimiento porque creí que era la oportunidad de devolverle a mi ciudad lo que me había dado, ya que me permitió vivir con dignidad de lo que sé hacer. Como docente logré criar y educar a mis cinco hijos y me pareció que era una buena forma de saldar la deuda que tenía con Goya, que tanto me dio. Y así fue que el 10 de diciembre del 2005 asumí e incursioné en la función pública.


¿Por qué decidió ser el vice en la fórmula que lideró Ignacio Osella en el 2009 y para los comicios del pasado 15 de septiembre optó por ser el candidato a intendente de otro frente?
La primera vez se trató de una alianza que no la hice yo, la hizo el partido, que consideró que era la persona adecuada. En ese momento ya estaba ejerciendo hacía más de tres años como director de Deportes, una área en la que habíamos generado una revolución con una serie de programas con mucha inclusión en la que, entre otras cosas, dimos un fuerte impulso a la natación, el canotaje, triatlón y en las diferentes actividades siempre nos ocupábamos de que no quedaran excluidos los barrios más postergados.
Y aunque yo creía que allí terminaría mi función me ofrecen ser viceintendente. Acepté y con Osella como intendente ganamos con el 77, 06 por ciento de los votos.
Para esta nueva elección, la que se realizó el pasado domingo 15 de septiembre, yo no me alejé de la alianza, a mí en realidad no me dejaron quedarme porque después de trabajar intensamente durante dos períodos considerábamos que la intendencia le tocaba al PJ y se había anunciado que no se iba a negociar ese lugar porque entendíamos que habíamos colaborado junto a un grupo enorme de compañeros para que a Ignacio le vaya bien, porque eso significaba que le iba bien a todos los goyanos.
Por eso el intendente Osella fue la primera persona que supo que iba a ser candidato; en ese sentido hemos sido muy sinceros. 


Tras su anuncio, ¿cambió la relación entre ustedes?
Mi actitud fue de no poner palos en la rueda, más allá de que haya sido duro porque no podía manejar recursos. Me tiraban baldazos de sal y no me daban agua, pero me la banqué y seguimos trabajando por fuera de la gestión por un proyecto político.
Desde fines de febrero, cuando oficialicé mi candidatura a la intendencia, la situación no fue sencilla porque se daba algo muy particular, porque por un lado estaba un intendente que buscaba su re re, lo cual estaba en manos de la Justicia y por el otro, estaba yo como viceintendente compitiendo por la intendencia.
  Los caminos se separaron pero en el marco del respeto, jamás caí en ningún tipo de agresiones.

¿Por qué cree que ganó las elecciones?
Creo que con mucha humildad logramos enamorar a los vecinos, desde el corazón. Hemos caminado entre 12 y 13 horas por día, hemos charlado con cada casi todos los vecinos, sin apuro y con el tiempo necesario para escucharlos. En esas recorridas nosotros ya sentíamos que la gente estaba dispuesta a acompañarnos y eso nos daba fuerzas. A cada casa, íbamos con nuestras propuestas, con el qué y cómo íbamos a lograr eso y que estábamos dispuestos  a trabajar intensamente.

¿Qué objetivos tenía cuándo asumió para el período 2009-2013? ¿Considera que logró cumplirlos?
Usted sabe que en el caso del viceintendente, su función concreta es ser el presidente del concejo y hacerse cargo de la intendencia cuando su titular no está por lo que el poder de decisión la tiene quien es el titular del Ejecutivo.
De todas maneras, por mis características, soy una persona muy inquieta: me ocupé de generar acciones destinadas a los jóvenes. Por ejemplo, nosotros tenemos la Fiesta del Surubí, entonces organizamos el “Pre Surubí” para que los chicos también puedan subir al escenario a actuar e inclusive tuvieran la posibilidad de grabar un disco. Ese fue el caso de quienes eran músicos, pero también se amplió el ballet de ese espectáculo para que muchos más pudieran mostrar su arte ante miles de personas.

Si tiene que destacar algo de su rol como viceintendente, ¿qué sería?
Creo que cuando la hermana Pelloni nos pidió la construcción de un espacio para albergar a mujeres golpeadas, los chicos en situación de calle, nosotros hicimos una casa muy digna con dos dormitorios, cocina-comedor, dependencias y una galería. Estimo que contribuimos con el trabajo que ella venía realizando para la contención de las personas más vulnerables.
Cada uno sabe sus limitaciones pero estoy acostumbrado a trabajar en equipo, soy una persona que se deja ayudar, sobre todo cuando la gente actúa de buena fe. En la vida aprendí que hay que ser humilde, dejarse ayudar. Y lo que parece ser una debilidad puede terminar siendo una fortaleza. En mi caso, tengo una pequeña habilidad que es saber escuchar y sobre la base del consenso tomar después la mejor decisión.

¿Qué destaca de Darío Zapata, quien a partir del 10 de diciembre lo acompañará en la jefatura comunal?
 Con Darío nos conocíamos como nos conocemos todos en Goya, es un amigo y alguien de quien destaco su hombría de bien. No es sencillo que una persona con quien la vida ha sido generosa pueda ponerse a trabajar en la función pública. 
El doctor Zapata es un buen ejemplo porque viene de una familia muy humilde, fue albañil y realizó diferentes trabajos. 
Los tres meses de vacaciones él trabajaba para obtener los recursos que le permitieran seguir sus estudios. Me parece maravilloso que nos haya podido acompañar porque hizo que la fórmula fuera más competitiva y los dos estamos muy comprometidos.
Y si bien es entrerriano, hace más de 30 años vive en Goya, donde tiene una hermosa familia.


¿Cuáles serán las prioridades de su gestión municipal?
Estoy dispuesto a cumplir con lo que nos hemos propuesto que tiene que ver con una serie de cuestiones. Durante la campaña decíamos que se puede vivir con un tránsito seguro, con vivienda, con cultura, energía, luz, cloacas, salud, deportes y trabajo. Y no sólo tenemos detectada las problemáticas de cada uno de estos temas sino también la respuesta, cómo vamos a hacer para lograrlo.
Juntos vamos a mejorar la calidad de vida de todos y especialmente de los sectores más desprotegidos, quienes nos han acompañado en las urnas. Tenemos un compromiso con esos vecinos a quienes les vamos a dar respuestas a través de un trabajo articulado, con asistencia social, en territorio, tratando de mejorar su vivienda, dándoles cloacas, conectándolos a la red de agua. El orden de prioridades está liderado por aquellos que más necesitan. 

¿Cree que durante su mandato se podrán realizar las defensas de Goya y el puente con Reconquista?
Vamos a hacer todo lo posible; debemos articular un trabajo  que tiene que ver con todos los sectores sociales de nuestra ciudad y de la Provincia. Debemos tener un diálogo adulto, inteligente y respetuoso con el Gobernador y también recibir la ayuda de la Nación para poder lograr que Goya tenga un sistema de defensa porque es inviable una ciudad sin ese tipo de obras. 
Debe primar el interés general por sobre el particular. Nosotros vamos a gestionar el proyecto de defensa, la liberación de la traza y también la culminación del proyecto de pluviales. No hay que olvidarse de que Goya puede inundarse por una crecida del río o por lluvia. Eso también se está terminando.
También tenemos proyectada la protección del denominado Rincón de Soto y la canalización de las aguas que bajan de Colonia Carolina para lo cual tenemos que firmar convenios con Recursos Hídricos de la Nación 
Confiamos en que podremos ejecutar estas obras, avanzar con las defensas, los desagües pluviales y por supuesto lograr que se incluya en el presupuesto nacional el puente que nos unirá con territorio santafesino. 

¿Por qué considera que no se concretaron hasta ahora?
No hay que buscar culpables ahora, en todo caso vamos a ocuparnos de buscar a quienes pueden construir con canales de diálogos sinceros y fluidos. 
Y en esa línea anhelamos trabajar y haremos todo lo que esté a nuestro alcance para poder concretarlo. 

La protección del patrimonio arquitectónico de la ciudad fue motivo de debate en varias oportunidades e inclusive de denuncias cruzadas. ¿Cuál será su postura al respecto? 
Alguien que no aprende de su pasado, deja de lado su identidad. Considerando que vivimos en una provincia que ha dado sus mejores hombres a lo largo y ancho de su historia, es necesario establecer una protección y para ello debemos definir cuáles son esos lugares o construcciones. Y en ese sentido, creo que es interesante entablar un diálogo con el grupo denominado “Proyecto Goya”, que tiene muchas ganas de participar. Vamos a canalizar todo el entusiasmo que ellos tienen, basándonos en el entendimiento que nos permita superar antinomias y básicamente trabajar todos juntos. Valoro mucho el esfuerzo que hacen ellos y creo que tenemos que ver cuáles son aquellos monumentos, aquellos frentes de nuestra ciudad que tenemos que cuidar para no romper nuestra historia y seguramente detrás de una fachada histórica podremos construir edificios modernos que nos posibiliten también generar espacios laborales. Así que es una cuestión de buscar una urbanización y una planificación para Goya con vista a los próximos 50 años. Ese es el compromiso. 

En la jurisdicción de Goya en los últimos años se crearon dos nuevos municipios, lo que redujo la zona rural que ahora estará a su cargo, pero de las que quedan, ¿tiene identificadas las necesidades más urgentes y qué hará para suplirlas?
Sin duda, la problemática de la zona rural es la falta de incentivo de la diversificación de la producción, especialmente en el sector vinculado al tabaco. Trabajaremos articuladamente con el IPT para poder no sólo ampliar la variedad de cultivos, sino que además impulsaremos proyectos para darle valor agregado a la producción primaria para lo cual vamos a fortalecer las cadenas de comercialización. Gestionaremos la extensión de la energía eléctrica y el mejoramiento de caminos para que los productores puedan trasladar lo que generan. Además, planeamos fortalecer la atención primaria de la salud y dotar a los chicos de los medios de transporte que necesitan para ir a estudiar, promocionando tanto la educación en las Efas, como así también en los colegios técnicos, porque lo que allí aprenden le servirá luego para sus primeros pasos laborales

¿Habrá una planificación para problemáticas sociales como el déficit habitacional?
Nosotros vamos a gestionar viviendas del plan Procrear con terrenos aportados por el Municipio, haremos gestiones para que se reactiven los planes del Invico con la provincia e implementaremos un programa comunal de casas económicas con la modalidad de esfuerzo propio y ayuda mutua. Y tramitaremos viviendas para empleados públicos con financiamiento del Banco Nación con tasa subsidiada.

Atento a los partidos que integran la lista del FPV que lo llevaron a consagrarse intendente, ¿ya está definido el o los lugares que ocuparán en su gabinete?
Buscamos generar puentes de consenso y no trincheras, así que estamos dialogando con todos los sectores. Intentando arribar a un acuerdo para tratar de poner a los mejores hombres. Tenemos algunos compromisos con gente que ha trabajado mucho, pero hay que combinar eso con los conocimientos del área que se va a ocupar. Si ese técnico que conseguimos para una determinada dependencia es militante estamos ante un escenario ideal, pero en el caso de que no sea posible, intentaremos que ese funcionario sea un profesional para que nos permita hacer la mejor gestión. Nosotros vamos a intentar aplicar eso, de hecho lo estamos haciendo y consiste en combinar lo técnico con las necesidades políticas. 

Como segunda ciudad de la provincia, ¿confía en que la relación con el Gobierno podrá ser al menos fluida y en buenos términos?
Nosotros vamos a poner nuestro mayor esfuerzo para que la relación con el Gobernador y con la Provincia sea de mucho diálogo, de mucho respeto y lo más correcto posible. Hasta ahora sólo dialogué con el intendente pero está previsto pedirle una audiencia al mandatario correntino.

¿Y cómo será la relación con Nación, del mismo frente en que fue electo?
 Ya hemos recorrido varias Secretarías y Ministerios, así que nosotros confiamos en que desde Nación se van a poder bajar los proyectos que hagan posible una mejor calidad de vida para los goyanos. 
Precisamente, en los últimos tiempos ya recorrimos casi todas las áreas y estamos recibiendo los formularios para ir armando las carpetas a fin de tener lo antes posible los trámites hechos. Se capacitará a los técnicos para que esas documentaciones no estén yendo y viniendo por errores. 
Y de esa forma estaremos en condiciones de obtener apoyo no sólo del Gobierno nacional, sino también del Banco Mundial y de otros organismos.

¿Qué dice de las denuncias de ECO que plantea una administración paralela que comandaría Camau Espínola?
Ahora nosotros estamos abocados a sumar esfuerzos. Capitalizamos nuestras energías en dar respuestas a la gente. Todos los días nos tenemos que despertar y dar un pasito para adelante y para eso no debemos gastar energía en una serie de cuestiones que hace a la politiquería. 
Nosotros creemos que la política es la madre de las transformaciones, por lo que tenemos que trabajar duramente para lograr el mayor éxito porque en definitiva el objetivo de nuestra gestión va a ser precisamente el éxito de 90 mil goyanos que tienen hoy una esperanza. Vamos a gobernar absolutamente para todos pero siempre sabiendo, como dice nuestro viceintendente Darío, que tenemos que gobernar para los más pobres porque los ricos se arreglan solos. Pero sin dudas tenemos que trabajar para generar espacios laborales, mayor producción, más vivienda, más salud y educación.


¿Cómo se imagina a Goya en el 2017?
Confío en que cada uno de los vecinos pueda tener una vivienda digna, un trabajo, que pueda brindarle educación a sus hijos y que éstos puedan seguir capacitándose.

CYNTHIA CASCO
ccasco@ellitoral.com.ar
¿Qué Sentís?
Registrando voto...
Compartir el voto en Facebook
Ud. ya ha votado el artículo
Noticias relacionadas
    Más de Interior
      Varias
        COMENTARIOS
        FACEBOOK
        Cargando comentarios...
        Cargando...
         
        POR ROBERTO CAPARA
        POR ROBERTO CAPARA