Ian y Larissa, que se conocieron en la universidad en 2005, protagonizan una historia de superación que emociona.
Ian y Larissa se conocieron en la universidad en 2005 y después de 10 meses de relación, ya tenían planes de boda. Pero Ian Murphy sufrió un accidente de auto que lo obliga a tener cuidados las 24 horas del día.

El 30 de septiembre de 2005 la vida de Ian Murphy cambió para siempre. Iba conduciendo hacia su trabajo en Pittsburgh (EEUU) cuando sufrió un tremendo accidente de coche que le provocó una grave lesión cerebral, con secuelas permanentes.

Su novia, Larissa, se prometió que si su novio se recuperaba lo suficiente como para comunicarse con ella, se casarían.

Según informa The Daily Mail, tras el accidente, Larissa se mudó a la casa de los padres de Ian, para ayudar en su cuidado y aunque Ian no podía hablar y ni siquiera comer, Larissa estaba segura de que la amaba.

Cuando la recuperación de Ian se aceleraba, el padre del joven enfermó de cáncer de cerebro y murió antes de poder ver a Ian y Larissa casados.

Finalmente, la pareja contrajo matrimonio en una bonita ceremonia a la que asistieron todos sus amigos y familiares, probando que para ellos, el amor está por encima de todo.

¿Qué Sentís?

    Compartir el voto en Facebook
    Ud. ya ha votado el artículo

    + Tradición & Religión

    Tapas del día
    Suplementos
    Columnistas