0
Comentar
07-10-2005 00:00hs
RAMON AYALA EN CORRIENTES
El Mensu: poesía y canción de amor
-
Ramón Ayala junto al subsecretario de Cultura, Norberto Lischinsky en la previa al recital que dio en Casa de Gobierno. (Foto gentileza de Juan Carlos Bisillac).
Tamaño Fuente
Imprimir
0
Comentarios
Ramón Ayala, “El Mensu” pasó por Corrientes para actuar en el programa “A puertas abiertas” que organiza la Subsecretaría de Cultura. El misionero poeta, artista plástico y cantor, llegó con el sentimiento de su voz para compartir las vivencias que lo acercan a la tierra en ofrenda permanente. “Vivo el día de hoy con todas las ansias de amanecer en el ejercicio del asombro”, expresó a El Litoral
Como parte del Programa “A puertas abiertas” que la Subsecretaría de Cultura de la Provincia puso en marcha y que se desarrolla en dos emisiones mensuales con entrada libre y gratuita (espectáculo que también es televisado en diferido por la sintonía 9 de Multicanal), el miércoles estuvo en el Salón Amarillo de la Casa de Gobierno, Ramón Gumercindo Cidade, conocido popularmente como Ramón Ayala, “el mensú”.
Minutos antes de comenzar el espectáculo que contó con gran participación del público, el autor de temas como “El cosechero”, “Posadeña linda”, “El jangadero” y “El Moncho”, habló con El Litoral de la invitación recibida “aun ignoro bajo que circunstancias providenciales, pero me siento muy halagado de que la provincia de Corrientes, una excepción en el concierto de las provincias del país, se haya acordado de convocar con este programa a los que construyen la identidad de su propia tierra, los cantores, los músicos y los poetas, porque sin música y sin poeta no hay canción y sin canción falta la vida. Un reconocimiento como este, constituye un acontecimiento único hacia el cantor popular que quizás pasa toda su vida en el anonimato”, tal señaló en la entrevista compartida con el micrófono de “Agenda semanal” que se emite por el canal de televisión chaqueño.
Nacido en la localidad misionera de Garupá, a los 14 años Ramón Ayala comenzó a tocar la guitarra y rápidamente su carrera artística estuvo asociada a Asunción Flores (creador de la guaraña), Herminio Gimenez (Creador y Director de la Orquesta Folklórica de esta provincia) integrando además la tribu goyana de Mauricio Valenzuela y junto al coloso del chamamé Damasio Esquivel prestó su voz con el seudónimo de Ramón Moreno (apellido de su madre) y bajo ese apelativo editó un importante material discográfico.
“Mi historia está conducida por el asombro de las cosas cotidianas, por el día maravilloso que hay que ejercer antes que sea tarde, descubrir la vida a través de una mirada, de un niño, de la huida hacia el horizonte de un río que se pierde. Los sentimientos de amor y amistad son inherentes al goce de los buenos momentos, no el olvido, la espalda, tristeza o el aburrimiento”, expresa ataviado con la típica indumentaria del gaucho, bombacha, pañuelo al cuello, sombrero de ala ancha (de piel de nutria, regalo de “una mujer enamorada”).
“Canto, como una vez me dijo un paisano sabio ‘desde que me siento, desde que me he asumido como ser humano y parado en la inmensidad del campo vi dibujarse mi propia sombra, como si fuera una raíz de vida” y como tal me gusta cantar a las cosas que siento mías: él mensú’ (cosechero de la yerba mate), ‘el jangadero’ (hombre de la balsa)” y queda para el recuerdo un viaje que en el año 1962 realizara a Cuba, donde comprobó que “El Mensú” (escrito y musicalizado con su hermano, el artista residente en Estados Unidos, Vicente Cidade) era cantado en los fogones revolucionarios de Sierra Maestra, lugar donde estrechó la mano de un joven médico llamado Ernesto “Che” Guevara.
Declarado “Ciudadano Ilustre” de la ciudad de Posadas, Misiones, su ritmo “l Gualambáo”de escritura en clave de 12/8, es ejecutado actualmente por grupos corales y solistas de Misiones, parte de Argentina, Brasil y España, existiendo una variedad temática emergida de la pluma de su creador y de otros compositores argentinos y brasileños.
“Yo anduve con los próceres del chamamé como Isaco Abitbol y debuté con Damasio Esquivel en el Palermo Palace de la calle Godoy Cruz, en Buenos Aires. El gran espaldarazo lo di esa noche porque terminé preso”, dice entre sonrisas mientras afina su guitarra de diez cuerdas.
“Por qué la guitarra de diez cuerdas?”, pregunta antes de contestar. “Porque considero que tiene un espectro mayor , buena resonancia e implica un gran compromiso. Y porque además siempre está permitido correr el riesgo de apuntar a una cuerda y pegarle a otra”, remarca haciendo gala de su buen humor.
“Enaltecer la tierra es enaltecerse uno mismo, cantarle al otro es cantarse uno mismo, ese es el secreto y es el estado de felicidad que lleva a la cancion popular.Vine a Corrientes convocado por mi obra y por quienes seguramente se acunaron con mis canciones y decidieron homenajear en mi, a un trabajador de la cultura de la nación guaraní”.
Ramón Ayala vive en Buenos Aires y está próximo a emprender una gira por Europa y Estados Unidos con un grupo de músicos.
Como escritor tiene varios libros publicados y cuatro en preparación, uno de ellos hace alusión a la Guerra de la Triple Alianza.
Es un excelente artista plástico con basamento cubista hacia el realismo, fundamental ecuasión entre luz y color en cuyas pinturas se destaca como característica individual, los cielos circulares y las mujeres de lánguida figura. Expuso su obra en galerías de arte de Europa, Sudamérica y Argentina.
Con la mirada perdida en un horizonte de sueños que sabe manejar con ductilidad y presteza hasta hacerlos realidad, Ramón Ayala habla de “El mensú”, tema que junto a “El cosechero” se ha escuchado en la voz de Mercedes Sosa y tantos otros intérpretes.
“¿Cómo nació ‘El mensú’? Nació por imperio de un estado de conciencia. No se puede crear un tema de esa magnitud si no sabe uno a donde va ni por qué lo hace. Una canción de amor la hace cualquiera pero una canción social que hable del hombre metido en el peligro o en el misterio, marginado y perseguido en la magnitud cósmica es un canto al hombre natural que merece ser reconocido porque como la misma tierra, de ella está hecho”.

¿Qué Sentís?
Registrando voto...
Compartir el voto en Facebook
Ud. ya ha votado el artículo
Noticias relacionadas
    Más de Cultura
      Varias
        COMENTARIOS
        FACEBOOK
        Cargando comentarios...
        Cargando...
         
        POR CARLOS GELMI
        POR CARLOS GELMI
         
         
        POR JORGE EDUARDO SIMONETTI
        POR JORGE EDUARDO SIMONETTI