El arzobispo de Corrientes respondió a quienes señalaron que el símbolo del madero expresaba el genocidio de los pueblos originarios. En su homilía, aseguró que la Cruz significa la armonía entre “la valiosa herencia guaranítica y los beneficios de la cultura hispánica”.

Luego del pedido realizado por un conjunto de agrupaciones, artistas y ciudadanos por la no incorporación de la cruz en la bandera debido a su “relación con la matanza de los pueblos originarios” durante la conquista de América, la respuesta de la Iglesia local no se hizo esperar. El arzobispo de Corrientes, Andrés Stanovnik, ayer durante su visita a Itatí reivindicó la necesidad de contar con la cruz como un rasgo identitario de la cultura de Corrientes y señaló la armoniosidad en la convivencia de las culturas hispánica y guaraní luego del desembarco de los colonos europeos a esta ciudad.
Las expresiones de monseñor Stanovnik fueron realizadas ayer durante la homilía del aniversario de la proclamación de la Virgen de Itatí como patrona y protectora de la Diócesis de Corrientes llevada a cabo en la localidad de Itatí.
“La Cruz y la Virgen son dos signos inseparables desde los comienzos de la evangelización en nuestras tierras, abrazados y venerados por guaraníes, criollos y españoles; gracias a los mensajes de amor, de paz y de fraternidad, que representan la Cruz y la Virgen, existe el pueblo correntino, con una identidad propia e inconfundible”, señaló ayer en su homilía el arzobispo Andrés Stanovnik. 
Por otro lado, el arzobispo manifestó que a pesar de las diferencias y tensiones originadas por el encuentro de dos culturas como la europea y la americana, el pueblo nuevo originado “ha sabido armonizar la valiosa herencia guaranítica y los beneficios de la cultura hispánica”.
Por último, Stanovnik señaló que “la potencia salvadora de la Cruz de Jesús hizo posible el milagro del encuentro de esos dos pueblos hostiles y evitando de que cualquiera de ellos hubiera prevalecido y aniquilado al otro”.
Vale recordar que el martes en el Concejo Deliberante un grupo de ciudadanos, artistas y agrupaciones barriales presentaron una nota donde pedían que la cruz no sea incorporada en el diseño de la bandera elegida en la Municipalidad. 
El argumento de la no inclusión del madero fue el respeto hacia la cultura guaraní y a una representación de la “colonización y la masacre más grande de la historia de la humanidad donde hubo unos 90 millones de muertos en todo el continente”, haciendo referencia a la conquista de América.
En el Concejo Deliberante deberán decidir si se incluye la cruz en el diseño elegido en la Comuna, sobre todo luego de que el intendente presentara un pedido para su incorporación debido a la gran controversia generada en la sociedad correntina.

¿Qué Sentís?

    Compartir el voto en Facebook
    Ud. ya ha votado el artículo

    + Barrios

    Tapas del día
    Columnistas