ellitoral.com.ar
Mil Viviendas: vecinos frenaron las protestas y aguardan gestiones de legisladores y funcionarios

Mil Viviendas: vecinos frenaron las protestas y aguardan gestiones de legisladores y funcionarios

Luego de varios días de protestas y reclamos en el barrio Mil Viviendas, donde los habitantes cortaron calles y tuvieron cruces con la Policía ante el posible desalojo municipal de comercios ubicados en terrenos públicos, ayer los vecinos frenaron las medidas de fuerza y aguardan gestiones por parte de legisladores provinciales y funcionarios del Gobierno de la Provincia. En el marco de las negociaciones llevadas a cabo por mediadores, lograron convencer a los enfurecidos vecinos de no volver a interrumpir el tránsito sobre las calles de la barriada y de realizar asambleas.
Días atrás los vecinos tuvieron confrontaciones con efectivos de la Policía que se hicieron presentes en las protestas y se vivió climas de tensión. Los reclamos fueron realizados en el cruce de la calle Rafaela y la avenida El Maestro y se realizaron pintadas contra funcionarios en reclamo de negociaciones y contra el desalojo de los comercios que se encuentran sobre espacios públicos desde hace años. “A través de las negociaciones pudimos convencer a los vecinos para que dejen de interrumpir el tránsito en las calles del barrio y para que no quemen más cubiertas. A partir de ahora van a realizar asambleas en el barrio o al costado de las calles”; explicó Juan Carlos, uno de los negociadores. “Estuvieron presentes la diputada Sonia López y el subsecretario de Derechos Humanos de la Provincia Manuel Cuevas y por ello vamos a esperar que continúen sus gestiones en la búsqueda de una solución”, añadió.
En tanto, ayer la diputada Sonia López presentó un proyecto de resolución para que se establezca una mesa de negociación entre la Municipalidad y los vecinos de las Mil Viviendas ante los posibles desalojos.
¿Te gustó la nota?
Comentarios

Mil Viviendas: vecinos frenaron las protestas y aguardan gestiones de legisladores y funcionarios

Luego de varios días de protestas y reclamos en el barrio Mil Viviendas, donde los habitantes cortaron calles y tuvieron cruces con la Policía ante el posible desalojo municipal de comercios ubicados en terrenos públicos, ayer los vecinos frenaron las medidas de fuerza y aguardan gestiones por parte de legisladores provinciales y funcionarios del Gobierno de la Provincia. En el marco de las negociaciones llevadas a cabo por mediadores, lograron convencer a los enfurecidos vecinos de no volver a interrumpir el tránsito sobre las calles de la barriada y de realizar asambleas.
Días atrás los vecinos tuvieron confrontaciones con efectivos de la Policía que se hicieron presentes en las protestas y se vivió climas de tensión. Los reclamos fueron realizados en el cruce de la calle Rafaela y la avenida El Maestro y se realizaron pintadas contra funcionarios en reclamo de negociaciones y contra el desalojo de los comercios que se encuentran sobre espacios públicos desde hace años. “A través de las negociaciones pudimos convencer a los vecinos para que dejen de interrumpir el tránsito en las calles del barrio y para que no quemen más cubiertas. A partir de ahora van a realizar asambleas en el barrio o al costado de las calles”; explicó Juan Carlos, uno de los negociadores. “Estuvieron presentes la diputada Sonia López y el subsecretario de Derechos Humanos de la Provincia Manuel Cuevas y por ello vamos a esperar que continúen sus gestiones en la búsqueda de una solución”, añadió.
En tanto, ayer la diputada Sonia López presentó un proyecto de resolución para que se establezca una mesa de negociación entre la Municipalidad y los vecinos de las Mil Viviendas ante los posibles desalojos.
Logín