ellitoral.com.ar
Ricardo Arjona deleitó al público correntino con un viaje alucinante

Ricardo Arjona deleitó al público correntino con un viaje alucinante

Por: Florencia Mesa 

@floraeme


Ricardo Arjona se presentó anoche en el Club Huracán y encantó a sus fans con un recorrido musical a través de los temas de su nuevo disco y sus canciones históricas y eternas. Con una puesta en escena deslumbrante, el cantautor guatemalteco se dio el lujo de hacer bailar, cantar, llorar, reír e incluso callar a los inquietos  fans de todas las edades.  

El escenario impactante representaba un andén desde el cual los correntinos emprendieron el viaje tan esperado. Todo inició con un videoclip que descubría una valija recorriendo varios puntos de una ciudad pintoresca y muy familiar: Corrientes. En ese instante, quien presenciaba el estadio daba cuenta que se trataba de un show a nivel mundial pero personalizado a la vez.

En una suerte de parpadeo, las luces se apagaron y encendieron una locomotora que animó a un público efusivo y emocionado. Como por arte de magia, las nubes dieron un paso al costado y permitieron a la gente disfrutar de un show alucinante, con la luna de testigo.  Y así, la primera parada fueron los acordes de “A la luna en bicicleta”, la primera canción del nuevo álbum de Ricardo Arjona, llamado justamente “Viaje”. Vehículos peculiares, una cama, un sillón y utilería de antaño ambientaron la noche según pasaba el tiempo,  y las esperas entre canción y canción.

 Arjona se sumergió en la música y dio rienda suelta a un espectáculo que superó expectativas.  “Historia de taxi”, “El problema”, “Fuiste tú”, “Si el norte fuera el sur” y su tan bailada “Lo poco que tengo”, fueron algunos de los temas que interpretó este trovador guatemalteco que enamoró al público con solo decir “Buenas noches Corrientes”.

Momentos puntuales hicieron que la noche se vuelva soñada: el turno de “Señora de las cuatro décadas” que se hizo esperar desde el primer minuto del recital, ya que a través de carteles y artículos llamativos, la platea femenina pedía a gritos tener el privilegio de escucharlo cantar de cerca. Bajo una lluvia de burbujas y con la sola compañía del piano, llegó “Apnea”, una canción que tiene el poder de quitarte el aliento de solo escucharla. El acústico sobre el final, a modo de íntimo, con el que resucitó aquellas canciones que guardó en discos de vinilo.

El show tuvo como broche de oro una de las canciones más pedidas, que se reivindicó como una especie de himno y cierre obligatorio de cada una de sus presentaciones, “Mujeres”. Así, y con el público aplaudiendo de pie, Ricardo Arjona cerró en Corrientes un show único y milimétricamente alucinante. 

¿Te gustó la nota?
Comentarios

Ricardo Arjona deleitó al público correntino con un viaje alucinante

Foto Florencia Mesa

Por: Florencia Mesa 

@floraeme


Ricardo Arjona se presentó anoche en el Club Huracán y encantó a sus fans con un recorrido musical a través de los temas de su nuevo disco y sus canciones históricas y eternas. Con una puesta en escena deslumbrante, el cantautor guatemalteco se dio el lujo de hacer bailar, cantar, llorar, reír e incluso callar a los inquietos  fans de todas las edades.  

El escenario impactante representaba un andén desde el cual los correntinos emprendieron el viaje tan esperado. Todo inició con un videoclip que descubría una valija recorriendo varios puntos de una ciudad pintoresca y muy familiar: Corrientes. En ese instante, quien presenciaba el estadio daba cuenta que se trataba de un show a nivel mundial pero personalizado a la vez.

En una suerte de parpadeo, las luces se apagaron y encendieron una locomotora que animó a un público efusivo y emocionado. Como por arte de magia, las nubes dieron un paso al costado y permitieron a la gente disfrutar de un show alucinante, con la luna de testigo.  Y así, la primera parada fueron los acordes de “A la luna en bicicleta”, la primera canción del nuevo álbum de Ricardo Arjona, llamado justamente “Viaje”. Vehículos peculiares, una cama, un sillón y utilería de antaño ambientaron la noche según pasaba el tiempo,  y las esperas entre canción y canción.

 Arjona se sumergió en la música y dio rienda suelta a un espectáculo que superó expectativas.  “Historia de taxi”, “El problema”, “Fuiste tú”, “Si el norte fuera el sur” y su tan bailada “Lo poco que tengo”, fueron algunos de los temas que interpretó este trovador guatemalteco que enamoró al público con solo decir “Buenas noches Corrientes”.

Momentos puntuales hicieron que la noche se vuelva soñada: el turno de “Señora de las cuatro décadas” que se hizo esperar desde el primer minuto del recital, ya que a través de carteles y artículos llamativos, la platea femenina pedía a gritos tener el privilegio de escucharlo cantar de cerca. Bajo una lluvia de burbujas y con la sola compañía del piano, llegó “Apnea”, una canción que tiene el poder de quitarte el aliento de solo escucharla. El acústico sobre el final, a modo de íntimo, con el que resucitó aquellas canciones que guardó en discos de vinilo.

El show tuvo como broche de oro una de las canciones más pedidas, que se reivindicó como una especie de himno y cierre obligatorio de cada una de sus presentaciones, “Mujeres”. Así, y con el público aplaudiendo de pie, Ricardo Arjona cerró en Corrientes un show único y milimétricamente alucinante. 

Logín