0
Comentar
24-08-2006 00:00hs
CHARLAS DE CAFE EN “EL TORTONI”
Mosquera Montaña, ilustre ciudadano del verso y la rima
Tamaño Fuente
Imprimir
0
Comentarios
El poeta Alberto Mosquera Montaña y el gerente del Café “Tortoni”, de Buenos Aires, Roberto Fanego, charlaban en una fría mañana de invierno, muy cerca de las musas. El Litoral participó del encuentro, detrás de los cristales del histórico reducto porteño.
Moni Munilla
De la Redacción


En cada mesa una historia, de cada encuentro un recuerdo. Si en ellos se resguarda el verso, las palabras dibujan el perfil de los afectos y es entonces el tiempo una excusa, simplemente un paso que se evoca mientras, como dice el tango “gira la cuchara de café”.
En el mes de agosto, en una mañana de invierno, cuando el aliento busca empañar los vidrios de las vidrieras, las puertas del Café Tortoni se abren con su calidez de refugio sobre Avenida de Mayo al 800 en Capital Federal. Pronto el lugar cumplirá 150 años, y sumará a la prisa de evocarlo, una urgencia más próxima que es la de disfrutarlo como un patrimonio de los argentinos, propiedad de los porteños, pero para que lo admire el mundo y ese conglomerado de jóvenes que mochila al hombro y cámara en mano, trasvasan su puerta principal para ser, desde ese momento, parte de la historia y del relato siguiente.
El poeta Alberto Mosquera Montaña, presidente de la Peña Literaria “Amigos del Café Tortoni”, académico de la Academia Nacional del Tango y Ciudadano Ilustre de la ilustre capital porteña, conversa con el gerente de la casa, Roberto Fanego. El Litoral es testigo del encuentro y apenas insinúa la propuesta de una nota peridística, cuando ya el poeta habla de la entidad que preside “La vida literaria y artística se desarrollaba en esa peña que funcionó desde 1926 hasta 1973 en el sótano del Tortoni. Quinquela Martín era uno de los más entusiastas a la hora de convocar y por expreso pedido suyo me hice cargo de la presidencia. Durante 15 años premiamos la labor de 350 personas, artistas, académicos de la medicina, embajadores”, evoca con sus 78 juveniles años y cita nombres como los de Rafael Alberti, Federico Leloir, Julián Marías, Juan Carlos de Borbón, Rey de España, René Favaloro, Olga Ferri y Diego Zavaleta, entre otros.
Mosquera Montaña vive en el barrio de Palermo y ante la pregunta sobre su actividad actual, contesta con brevedad profunda, como dicen los poetas los versos que dicta el alma: “soñar”. Es lo que hace, sabe que no miente y lo delata una mirada cómplice que se refleja en los espejos de la sala. Son los mismos espejos donde Alfonsina se observó el peinado cano y Borges imagino su silueta cansina, apoyada en un bastón que también sostenía su alma.
Roberto Fanego cede la palabra y el asiento a El Litoral. Mosquera Montaña detiene el gesto para hablar de sus libros “Presencias en mi vida”, que son sus memorias, “Alfonsina Storni” y “Pedro Miguel Obligado”, ensayos, “Gris en mi alma” y “Poemas de abril” en poesías. Entre el humo del café y pasos que se renuevan, se va la mañana en busca del mediodía. Es invierno en Buenos Aires y hay un rumor de voces que se han ido, como se van las aves peregrinas, emigrando al olvido.
¿Qué Sentís?
Registrando voto...
Compartir el voto en Facebook
Ud. ya ha votado el artículo
Noticias relacionadas
    Más de Cultura
      Varias
        COMENTARIOS
        FACEBOOK
        Cargando comentarios...
        Cargando...